martes, 7 de agosto de 2007

-Inicios del Condado de Castilla


A comienzos del siglo IX comienza la repoblación de las tierras que configurarán el condado de Castilla. Estos movimientos migratorios son patrocinados por abades y familias de poder.

Existieron tres núcleos iniciales de repoblación: el valle de Mena, Valpuesta y el núcleo occidental. Hacia el 850 estaba limitado al norte por la cordillera cantábrica, extendiéndose hacia el sur por Sotoscueva, Espinosa de los Monteros, Bricia, Valdivielso, Mena, Losa y Tobalina, y llegando por el este siguiendo el río Ebro hasta Puentelarrá y por el oeste hasta Brañosera y Aguilar de Campoó.

Rodrigo (850 -873), bajo el reinado de Ordoño I (850-866), será el primer conde de Castilla y será el encargado de recaudar los impuestos, cobrar las multas e impartir justicia en sus territorios.
Pero el hito más conocido del conde Rodrigo es la repoblación de Amaya en el 860, lo que lleva a adelantar la línea de fortalezas hasta Urbel del Castillo, Castil de Peones, Moradillo de Sedano, Oca y Cerasio (Cerezo de Riotirón).
Tras las duras razzias primero de Musà ben Musà y luego de Muhammad I consigue asegurar la frontera riojana. El condado de Castilla aparece ya perfectamente configurado como un territorio diferenciado tanto de León como de Álava y con una mirada puesta en su expansión hacia el Duero y hacia La Rioja.

1 comentario:

  1. La historia de este periodo es apasionante. en esta dirección www.condadodecastilla.es se puede profundizar más.

    ResponderEliminar