martes, 7 de agosto de 2007

-El conde García Fernandez


García Fernández el de las manos blancas (Burgos, 938 - Córdoba 995). Hijo de Fernán Gonzalez y Sancha de Pamplona, fué Conde de Castilla del 970 al 995. Era el menor de los cuatro hermanos varones de unos padres que habían contraído matrimonio hacia el 932 y que su primera mención en un documento es del 944. Por lo tanto, cuando heredó el condado contaría con unos treinta años.
Seguía reconociendo la superioridad jurídica de los monarcas leoneses, aunque tendrá plena autonomía administrativa en su territorio. Para hacer frente al peligro musulmán que se cernía sobre sus fronteras, amplió la base social del condado promulgando las ordenanzas sobre los caballeros villanos de Castrojeriz, equiparando a los caballeros villanos con los infanzones: aquellos campesinos que dispusieran de un caballo para la guerra serían equiparados automáticamente con los nobles de segunda clase. La fortaleza de Gormaz sería defendida gracias a esta ordenanza aunque no corrieron la misma suerte Sepúlveda y Atienza, que fueron devastadas por Almanzór. En el año 994 García sufre una rebelión dirigida por su hijo Sancho García, provocando una guerra civil que será aprovechada por Almanzor para tomar San Esteban de Gormaz. García cayó prisionero y murió víctimas de las heridas sufridas en el combate. Su hijo rebelde le sucederá al frente del condado.

Casado en el 960 con Ava de Ribagorza, hija de Ramón II de Ribagorza, con Ava tuvo los siguientes hijos:
Sancho García, conde de Castilla.
Gonzalo García.
Mayor García, casada con Ramón III de Pallars Jussá
Urraca García.
Elvira García, casada con Bermudo II de León.
Toda García, casada con Sancho Gómez de la familia Beni Gómez.
Oneca García.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada