viernes, 20 de julio de 2018

-Atapuerca aporta abundante información sobre la evolución climática y botánica.

Fuente:https://www.burgosconecta.es/provincia/atapuerca-aporta-abundante-20180708123714-nt.html

El sendero se inauguró en 2016/PCRAtapuerca aporta abundante información para el estudio de la evolución climática y botánica, aunque pasa más desapercibido por la importancia de los hallazgos relacionados con la evolución humana, ha afirmado el director de las Aulas de Naturaleza de Caja Burgos, Miguel Ángel Pinto.
Colaborador del equipo investigador de Atapuerca para la dotación y mejora del Sendero Botánico de los yacimientos, Pinto ha precisado a Efe que los hallazgos de Atapuerca contribuyen a los estudios paleoclimáticos, ya que el polen de distintas épocas que se encuentra en los yacimientos permite conocer cuáles eran las especies botánicas de la sierra desde hace un millón de años.
Asimismo, ha destacado la importancia del Sendero Botánico, que recorre parte de los yacimientos de Atapuerca, como herramienta para conocer esa parte de la aportación del complejo al estudio de la naturaleza.

«Permite apreciar dónde se está trabajando en algunos yacimientos, pero también se acaba de incorporar una señalización para indicar algunos puntos de referencia en el subsuelo, donde también se trabaja en esta campaña, aunque no son zonas visitables», ha explicado.
Aunque el sendero se unificó hace tres años, continúa incorporando nuevos elementos y más recorrido porque está previsto continuar los trabajos hasta 2020.
Entre los elementos añadidos figuran dos miradores en lugares emblemáticos de los yacimientos, como son la Cueva del Mirador y Cueva Fantasma, donde este año se acaban de iniciar los trabajos de excavación con una cata.
«El objetivo es que se puedan mantener las visitas a los yacimientos incluso en plena campaña de excavación, dado que se ofrece un recorrido que permite ver los yacimientos sin entorpecer la labor de los investigadores», ha concluido.

jueves, 19 de julio de 2018

-El equipo de Atapuerca trabajará en la búsqueda de fósiles con ADN nuclear.

Fuente:https://www.burgosconecta.es/provincia/equipo-atapuerca-trabajara-20180709211401-nt.html

El trabajo de campo permite recuperar numerosos restos/César CeinosLas labores en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca se centrarán este año en analizar el ADN nuclear para poder conocer la estructura géntica de los diferentes restos hallados, lo que podría ayudar en el futuro a descifrar el parentesco entre las diferentes especies que habitaron este paraje.
Los trabajos sobre el ADN que se llevan a cabo en los yacimientos de Cueva Mayor, que incluye la Sima de los Huesos, ampliarán la información hasta ahora aportada por el área mitrocondrial lo que indica que parten de diferentes individuos por lo que será necesario el ADN para saber si eran parientes. «El reto es el ADN nuclear», aseguró el codirector de los yacimientos, Juan Luis Arsuaga, durante una visita para medios de comunicación a este enclave.
El equipo de Atapuerca se centrará este año en la búsqueda de fósiles con ADN. Arsuaga afirmó que la Sima de los Huesos es el lugar idóneo para estas investigaciones debido a que no hay nada alterado puesto que está muy bien conservado. «El mejor sitio con potencial de ADN », declaró Arsuaga.
Asimismo, apostó por dar nombre a una nueva especie a los restos hallados, que se situarían entre dos -presapiens y preneardental-, sin embargo advirtió de que primero habrá que alcanzar un consenso para despuñes ponerle nombre. «Tú no puedes expresar una especie y que luego nadie te la crea», concluyó el codirector.

miércoles, 18 de julio de 2018

-Finalizan 22 años de trabajo en el nivel «más rico» de Gran Dolina en Atapuerca.

Fuente:https://www.abc.es/espana/castilla-leon/abci-finalizan-22-anos-trabajo-nivel-mas-rico-gran-dolina-atapuerca-201807100906_noticia.html


Arqueólogos trabajando en el yacimiento Gran Dolina de AtapuercaLa campaña de excavaciones de Atapuerca ha pasado ya el ecuador y los resultados son prometedores, no solo para este verano, cuando acaban los trabajos en el nivel más rico en restos en Gran Dolina, sino porque en varios yacimientos se está a punto de llagar a niveles donde se espera una gran riqueza de fósiles. Una de las aspiraciones de los investigadores es obtener ADN nuclear en algún resto de la Sima de los Huesos. Para ello, buscan en las zonas más próximas a la pared del yacimiento, donde en principio podrían estar mejor conservados.
Uno de los codirectores, Juan Luis Arsuaga, reconoció ayer durante la visita de los medios de comunicación al yacimiento que «es algo muy difícil», aunque en su opinión lograr secuenciar solo un uno por ciento, ya sería un hito científico. El objetivo es conocer algo más de los restos de homínidos de la Sima de los Huesos, que se clasificaron inicialmente como Himo heidelbergensis, hasta que los tres codirectores de Atapuerca decidieron quitar esa clasificación y dejarla pendiente para el futuro. Lo único claro ahora es que se trata de pre-neandertales.
En la campaña de este verano finalizan también los trabajos en un nivel del yacimiento de Gran Dolina en Atapuerca, el TD-10, que es hasta ahora el más rico por la abundancia de fósiles y restos encontrados. En 22 años se han extraído de allí 300.000 restos de entre 300.000 y 500.000 años. En ese mismo yacimiento se trabaja en este momento a una profundidad mayor, en el TD-4, donde se han documentado sobre todo restos de animales entre los que llaman la atención los de Ursus dolinensis, un oso descrito por primera vez en Atapuerca del que han aparecido entre 25 y 30 ejemplares.
Uno de los codirectores de Atapuerca, Eudald Carbonell, precisó que al pasar del nivel TD-10. especialmente rico, se podrá avanzar más rápido y llegar en pocos años al TD-6, donde se encontraron en 1994 restos de un cráneo de hace unos 900 000 años, conocido como «El niño de Gran Dolina».
En otro yacimiento emblemático de Atapuerca, en Galería, están a punto de llegar, seguramente en esta campaña, al mismo nivel en el que se han encontrado en pasadas campañas restos de homínidos, explicó su coordinadora, Isabel Caceres. De hecho, los codirectores de las excavaciones creen que se entrará en una época especialmente fértil, por una parte porque se está llegando a niveles de gran interés en varios yacimientos, pero también por las posibilidades que se abren con dos nuevos puntos de excavación: La Paredeja y Cueva Fantasma. Un robo de dos bombas de agua en la zona de lavado de sedimentos y las tormentas de los últimos días paralizaron ayer durante unas horas las excavaciones, cuya campaña se limita a mes y medio.

martes, 17 de julio de 2018

-Atapuerca, la metrópoli del último millón de años.

Fuente:http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/atapuerca-metropoli-ultimo-millon-anos_175314.html

Atapuerca, la metrópoli del último millón de años - La sierra de Atapuerca y sus cuevas guardan los vestigios de los primeros humanos europeos desde, al menos, 1,3 millones de años hasta hoy. En este complejo de galerías interconectadas entre sí hay tres niveles, bajo (Sima del Elefante, Sima de los Huesos) medio (Galería, parte superior de Dolina) y alto (Fantasma, Portalón o Mirador). «Lo que nos interesa es estar excavando siempre en diferentes cronologías para realizar este conglomerado de dataciones y culturas que han estado presentes en la sierra desde el ultimo millón y medio de años», explica el codirector de las excavaciones, Eudald Carbonell. «La excavación podemos decir que va por pisos, los más profundos están en la Sima de los huesos, hay uno intermedio que son los de Trinchera y está el piso superior que es el de los neandertales y que une a Estatuas y Fantasma», analiza el codirector de los trabajos, Juan Luis Arsuaga.

Así las cosas el complejo de cavidades de Cueva Mayor-Cueva del Silo y Cueva Peluda está conectado con las cavidades de Trinchera abiertas por la mano del hombre a la mitad para realizar el tendido del ferrocarril y junto a ellas las cavidades del sector meridional del Monte de San Vicente, de colonización neandertal y sapiens que comprende cuevas como la Paredeja, que se empieza a estudiar este año, cueva Ciega y el Mirador, entre otras. Junto a ellas las cavidades del monte de Matagrande, tal y como relatan Ana Isabel Ortega y Miguel Ángel Martín en su libro ‘Cuevas de Atapuerca. Una visión de la mano del Grupo Espeleológico Edelweiss’. Pero las ocupaciones humanas, los vestigios que rastrean los 300 investigadores que se citan este año frente a las cuadrículas de 10 yacimientos diferentes, varían de la formación (karstificación) de las cuevas y hay zonas como Fantasma que ahora abordan los niveles más modernos pero que tienen restos mucho más antiguos que Elefante.

Este año se han abierto nuevos frentes vinculados a las ocupaciones musterienses. «Los neandertales por los que tanto hemos suspirado ahora se excavan en dos yacimientos en cueva con ocupación, fauna que se han comido, industria y fósiles... de aquí a 20 años nos dará mucha información», reflexiona Arsuaga.
En el piso superior, si tenemos en cuenta las cronologías de ocupación, se trabaja en Mirador y Portalón de Cueva Mayor. Estos niveles se complementan con las ocupaciones neandertales que están aflorando en Cueva Fantasma, donde este año se está realizando un sondeo vertical a falta de cubierta para excavar en extensión, y en Galería de las Estatuas. Ambos yacimientos están conectados por unos conductos llenos de sedimento que dará para muchas campañas. «Nos llegamos a escuchar en uno y otro lado», explica Arsuaga.

Este vecindario tiene mucho interés en neandertales. Son la novedad aunque Estatuas se excava desde hace diez años. A estos dos se une la Paredeja que parece tener más secuencia de la considerada desde un punto de vista inicial y mucho más material del previsto. «Es la primera vez que tendremos miles de piezas de paleolítico medio clásico que empalmarán con las secuencias de paleolítico superior para cubrir todo el espacio cultural que no habíamos podido cubrir hasta ahora», relata Carbonell.

De ocupaciones intermedias, entre lo más antiguo de Elefante y Gran Dolina, y lo más moderno de Portalón, Mirador, Fantasma, Estatuas y Paredeja, están los homínidos de la Sima de los Huesos. En ese tramo intermedio de ocupación con unas cronologías entre los 300.000 y los 450.000 años se trabaja en los niveles superiores de Gran Dolina (TD10 y TD9), Galería y Sima de los Huesos.

En Dolina están de enhorabuena. Tras 22 años han finalizado la excavación del nivel TD10. Es la cocina de Atapuerca. El lugar donde los homínidos acercaban a los animales cazados o rapiñados en múltiples trampas naturales. Aquí los procesan, los engullen hasta llegar al tuétano de los huesos, y dejan también sus herramientas. «En esta fase final del nivel salen más restos de industria lítica, la típica del tipo achelense, pero menos restos de fauna porque está en contacto con un nivel más ácido», analiza el responsable del trabajo en el nivel, Andreu Ollé.

Aquí hay poblaciones especializadas en caza de bisontes, que se merendaron un león de las cavernas o muchos restos de carnívoros y herbívoros como ciervos, caballos o bisontes. «En estos 22 años de trabajo se han extraído alrededor de 300.000 piezas pero entre todos estos restos mapados no hay ni un fósil humano ni evidencias de fuego o nada parecido». En galería se encuentra una especie de despensa de estos grupos que conviven en Dolina. «Es una trampa natural y aquí vienen con sus herramientas, procesan los animales llevándose las patas y dejando el tronco que es lo que encontramos», explica Isabel Cáceres. Un nivel que se encuentra en los 300.000 años y que bordea el lugar donde, en los años 90, apareció un resto de parietal similar al de la población de la Sima de los Huesos.

Técnicas CSI por el ADN
En la Sima de los Huesos se vuelven a buscar parte de los esqueletos de los 28 a 30 individuos preneandertales depositados de forma intencional en lo más profundo del complejo kárstico. De cara a ampliar los estudios de ADN y lograr alcanzar al menos un 1% de ADN nuclear, se trabaja este año al más puro estilo CSI. «Para realizar nuevos estudios y extraer nuevas muestras tendría que ser de los niveles que saquemos estos años por eso hemos excavamos en la pared de la cueva, donde la arcilla está más fresca y con mascarillas y guantes con el fin de que estén en las mejores condiciones posibles para estos estudios genéticos aunque seguimos trabajando la morfología», resume Arsuaga.

Los restos más antiguos de la comunidad se encuentran en Elefante, donde se está por debajo del nivel de la famosa mandíbula Homo sp de 1,2 millones de años. También en los niveles bajos de Dolina se encuentran en el millón de años donde «se dan las mismas condiciones de vida que en las zonas donde ha aparecido Homo antecessor aunque no encontramos evidencias humanas por ahora ni en fósiles de animales ni herramientas», explica su coordinador Jordi Rosell. Un nivel donde están recuperando muchas piezas de oso pero al que le queda apenas dos o tres campañas más. También se agota Elefante. «Esto era un sondeo y ya empezamos a discutir qué hacer a futuro, en dos o tres campañas habremos acabado con el 7 y se puede volver a empezar desde arriba o ir hacia dentro donde hay potencial de siete metros de sedimento», señala la coordinadora de los trabajos en esta zona, Rosa Huguet.

La estrategia del proyecto mira hacia otro nivel antiguo como es Penal, un yacimiento que está frente a Dolina. En realidad forman parte del mismo yacimiento pero están separados por el corte de la Trinchera. «Es de cronología muy antigua, pleistoceno inferior y tenemos que empezar a analizarlo», resalta Eudald.
En una metrópoli de nuestro pasado tan remoto como la de Atapuerca se presenta una comunidad de vecinos prehistóricos que seguirán aportando información y cerrando el circulo de uso en diferentes culturas, especies y épocas de un mismo entorno geográfico.

lunes, 16 de julio de 2018

-Hallan el esqueleto de un niño de la época romana en el yacimiento de Nava de la Asunción.

Fuente:https://www.burgosconecta.es/castillayleon/hallan-esqueleto-nino-20180715141029-nt.html

Restos encontrados. /El NorteEl equipo arqueológico que ha estado trabajando en la villa romana Matabuey, yacimiento enclavado en la localidad de Navas de la Asunción, ha terminado la campaña con el hallazgo del esqueleto, en una zona termal, de un niño de unos tres a cinco años en una fosa cuya cronología hay que situarla entre los siglos en que esta villa estaba ocupada, es decir, entre el I y el V después de Cristo. A lo «extraordinario» del descubrimiento, señala el director del proyecto, Raúl Martín Vela, hay que sumar el lugar donde se encontraron los restos, una zona que, en principio, «no está destinada a este uso». En este sentido, el arqueólogo segoviano avanza que su posición dentro del yacimiento hace pensar que se trata de un enterramiento «contemporáneo» a la ocupación de la villa. «En nuestra mentalidad, no sería un espacio destinado a alojar una inhumación, pero en este caso, estamos ante un rito muy específico que ya se rastrea en una época anterior a la conquista romana del territorio hispano y cuyos ecos se perpetúan a lo largo del tiempo», explica.
Martín Vela recuerda que en la cultura prerromana, con protagonismo de los pueblos celtibéricos, era habitual enterrar a los miembros más pequeños de la sociedad en el interior de las casas, concretamente bajo el suelo de la vivienda. «Era una forma de reivindicar la pertenencia de los niños al hogar, el lugar donde principalmente desarrollan los primeros compases de su vida».
En esa época, los cementerios estaban destinados a alojar a los «miembros productivos de la sociedad», a aquellos que han alcanzado una edad considerada fuera «del alto riesgo» que implicaba la alta mortalidad infantil, señala. En el caso del yacimiento de Nava de la Asunción, insiste, se estaría ante el reconocimiento, por parte de los habitantes de la villa, de la pertenencia de este niño o niña «al espacio al que pertenece», «cerca de sus seres más queridos». Según Martín Vela, este enterramiento vendría a constatar la conservación de este tipo de rituales a lo largo del tiempo, una herencia cultural que se perpetua en la época romana y que terminará por diluirse a lo largo de los siglos.

Además, los trabajos de excavación, que comenzaron el 25 de junio y concluyeron el pasado viernes, 13 de julio, han refrendado la «importancia» que este yacimiento tiene a la hora de completar «el vacío de información» en torno a la cultura que levantó el Acueducto de Segovia, informa Europa Press. «Después de casi un mes de excavaciones hemos podido demostrar que la villa allí asentada consta de unas dimensiones y un porte mayor de lo esperado, permitiendo inferir, que aquellos que moraron en Matabuey fueron gentes vinculada a la élite romana entre los siglos I y V despues de Cristo».
Así, junto con el conjunto termal de la villa, se han detectado una serie de estancias que podrían formar parte de un conjunto habitacional destinado a proporcionar «lujo y confort a sus moradores». Además, explica el director del proyecto arqueológico, se ha podido «documentar» el momento histórico en que el palacio fue abandonado en el siglo V, fruto de la «inestabilidad» surgida tras la muerte del emperador Teodosio, que nació en el vecino municipio de Coca, y cuyo deceso implicó una crisis que desató «el principio del fin del imperio romano, al menos en su parte occidental».
Este proyecto de investigación afincado en el pinariego territorio segoviano tiene previsto continuar el año que viene gracias a la implicación del Ayuntamiento de Nava de Asunción y Arexna Sl, que seguirán apostando por el patrimonio arqueológico como fuente de riqueza y motor de desarrollo en el medio rural.

domingo, 1 de julio de 2018

-El Museo de la Evolución Humana de Burgos.

Fuente: http://www.burgosnoticias.com/museos_cyl/015407/el-museo-de-la-evolucion-humana-de-burgos-rivalizando-con-su-catedral

Este museo constituye la pieza central del Complejo de la Evolución Humana. Arquitectónicamente,
el museo ha recibido más de 40 premios nacionales e internacionales, siendo Juan Navarro Baldeweg el que lo diseñó ganando el concurso de ideas, frente a otros importantes arquitectos de reconocida talla mundial.
Foto: Museo de la Evolución Humana 
El MEH da cabida a los hallazgos de los yacimientos de la sierra de Atapuerca, declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO, y busca acercar al público el misterio de los orígenes del hombre y su evolución.
Foto: Museo de la Evolución Humana
Lugar de exhibición y centro divulgativo, integra también junto a las disciplinas científicas que intervienen, diversas interpretaciones y teorías científicas, a fin de ofrecer una visión global de la presencia humana en la tierra y situar a dichos yacimientos en las nuevas teorías sobre la evolución humana.
Muestra más de 200 fósiles originales, entre los que destacan los restos del Homo Antecessor (los más antiguos de Europa), el cráneo de Miguelón o la pelvis Elvis, ambos pertenecientes a la especie Homo Heildelbergensis, el bifaz Excalibur y restos animales como panteras o hipopótamos. Un sinfín de respuestas que invitarán a conocer la sierra de Atapuerca. Una puerta abierta al conocimiento de la evolución humana.
Lo más destacado:
Foto: MEH
  • Un día con el Homo antecesor: Posiblemente uno de los tesoros más antiguo que verás en tu vida, los fósiles de una especie homínida de 850.000 años encontrada en la Trinchera de Ferrocarril de la Sierra de Atapuerca.
  • Excavación en el yacimiento 'Gran Dolina': El lugar donde todo nace, desde el Museo de la Evolución Humana hasta las teorías sobre los primeros europeos.
  • Frente a frente con nuestro pasado: Mira a los ojos a 10 de tus antepasados en la Galería de los Homínidos. Reproducciones realistas que van desde la especie más alejada a la más próxima en el tiempo.
  • El bifaz 'Excalibur': Un hacha de mano símbolo de inteligencia, la referencia del comportamiento simbólico más antiguo encontrado o un bifaz de cuarcita.
  • Arquitectura transparente: Luz y paisaje: Desde la última planta contemplarás los diferentes ecosistemas de la Sierra de Atapuerca y desde cualquier lugar la luz, en todo su esplendor, entrando en este museo.
  • El Museo mira a la ciudad: Desde la entrada del Museo se pueden contemplar las vistas más espectaculares de Burgos mientras la imagen de la ciudad queda reflejada en la fachada acristalada del Museo.
  • De la Excavación al laboratorio: ¿Qué camino siguen los fósiles una vez son descubiertos? Te explicamos 30 años de experiencia en apenas unos minutos.Homo heidelbergensis.
  • Miguelón: Hace medio millón de años vivió en Europa un antepasado nuestro, el Homo heidelbergensis. Uno de ellos hoy es conocido como "Miguelón", en honor a Miguel Induráin.
  • La pelvis Elvis y el cráneo de Miguelón: Los fósiles originales son las joyas del MEH, y estos dos son los más valorados por su magnífica conservación y por proporcionar una excepcional información.
  • Beagle: La evolución siempre ha existido, pero la teoría que la define empezó en un bergantín como este, en el que Charles Darwin viajó a las Islas Galápagos.
Foto: MEH
En el solar sobre el que está edificado estuvo en siglos pasados el desaparecido convento de San Pablo de Burgos, de la orden de los dominicos. Actualmente, el MEH constituye la pieza central del Complejo de la Evolución Humana, teniendo a su lado el CENIEH (Centro Nacional de Investigación de la Evolución Humana) y el Forum Evolución. El Museo fue integrado en la declaración de los yacimientos de Atapuerca como Patrimonio de la Humanidad en 2015, cuando se catalogaron por la UNESCO como «lugar de valor universal excepcional» y se incluyeron las infraestructuras de investigación y divulgación asociadas a dichos yacimientos.
Además ahora, en el MEH hay muchas otras actividades culturales, desde exposiciones temporales hasta conciertos, conferencias, diálogos, etc..., lo que ha hecho que el número de visitantes se haya incrementado considerablemente en los últimos años.
Horario: De martes a viernes de 10.00 a 14.30 y de 16.30 a 20.00 horas. Sábados, domingos y festivos de 10.00 a 20.00 horas. Lunes, cerrado. Julio, agosto y septiembre, de 10.00 a 20.00 horas. Los miércoles por la tarde y los martes y jueves de 19 a 20 horas la entrada es gratuita.
Precios: Entrada General: 6 €. Entrada Reducida (con acreditación): 4 €