jueves, 21 de enero de 2016

-La iglesia de Santiago de Pancorbo.


El amplio catálogo de pinturas, esculturas y los históricos retablos de la iglesia de Santiago de la villa pancorbina no dejan indiferente a los que la visitan tanto por su variedad como calidad histórico-artística. La iglesia, situada a pie de la ruta jacobea de la Vía de Bayona, en la entrada norte de Pancorbo es en sí misma un museo donde se pueden ver piezas sacras, algunas vinculadas a la ruta jacobea, e incluso colecciones de fósiles de los Obarenes. Como elementos destacados cabe mencionar una extensa muestra artística compuesta principalmente por la pintura y los grabados del artista local Delfín Gómez, sacerdote, formado artísticamente en Madrid, que ha donado sus colecciones La Visión de Juan o Apocalipsis, La palabra, un apostolado y unas colecciones sobre Job.
La iglesia se ubica en la ruta de Bayona por lo que es paso obligado de peregrinos. - G.G.Le sigue la obra de José María Díaz Mozaz, sacerdote navarro, con buenos cuadros de profundo simbolismo religiosos, y dos cuadros del desfiladero de Pancorbo, con dos visiones distintas de dos peregrinos. A las piezas pictóricas se suman las de María Luz Torralba Montalvo quien aporta a la muestra la visión femenina con una colección de esculturas sobre la mujer en su triple dimensión de madre, espíritu y belleza.
Por su parte Adolfo G. Winternitz, austriaco, acerca su Apocalipsis en forma de vidrieras y Carmelo de la Fuente expone sus escenas de la vida rural en sus cuadros forjados de forma peculiar, en lo que se ha dado en llamar ‘arte fontino’.
Cierra el apartado de creaciones artísticas Fidel Izquierdo Merino con treinta terracotas de escenas de la vida campesina y una colección de tallas, realizadas en la escuela taller, que la Fundación Iglesia de Santiago ha creado y mantiene en Zimbawe.
Además del arte en la iglesia se halla una interesante muestra de la flora de los Obarenes, recopilada por Isaac Rubio, y una colección de fósiles del mismo ámbito geográfico, recogida y clasificada por Lucio Pinto.
Aunque tanto las piezas artísticas como las colecciones son de gran interés los visitantes también podrán disfrutar de elementos directamente vinculados al aspecto religioso del histórico tempo jacobeo.
Así su retablo mayor, obra del artista mirandés Juan Bautista Galán que lo elaboró entre 1650 y 1658, muestra un interesante estilo prebarroco en el que se encuentran tallas realizadas por prestigiosos artistas de la época.
Cabe destacar que este templo, que perdió su condición de parroquial en 1928, se salvó de una ruina cierta gracias a la voluntad de los pancorbinos encabezados por el sacerdote Delfín Gómez.
Tras ser alojamiento habitual de tropas en tres guerras la Fundación Cultural Iglesia de Santiago de Pancorbo impulsó una década de trabajos para su restauración.

Fuente: http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/provincia/joya-sobrevive-tres-conflictos-belicos_115126.html

-Yacimiento neolítico del Alto del Reinoso, en el Puerto de la Brujula.


En el Puerto de la Brújula, situado en la provincia de Burgos en la carretera N-1, se asentó una comunidad humana alrededor del año 3700 a.C. Entre Monasterio de Rodilla y Fresno de Rodilla, en línea recta, se encuentra el Alto del Reinoso donde se ha estado trabajando, entre 2006 y 2007, en un yacimiento funerario neolítico. Los resultados de este estudio internacional se conocen ahora y se publican en la revista científica PLOS ONE.
Este yacimiento funerario del Alto del Reinoso contiene los restos de una comunidad local con estrechos vínculos de parentesco que permaneció unida tanto en la vida como en la muerte, ya que los estudios e investigaciones realizados con los restos óseos han demostrado que la mayoría de ellos estaban emparentados. Aquí reside parte de la importancia de este estudio, según Manuel Rojo, de la Universidad de Valladolid y director del equipo arqueológico, «es una de las primeras veces que en España se realiza un estudio tan completo de los restos a nivel genético, de isótopos o estroncio sobre una tumba concreta. La importancia son las relaciones familiares que se han extraído de estos análisis», explica Rojo. El estudio ha sido liderado por Kurt W. Alt, de la Universidad Privada del Danubio (Austria), director del equipo de Antropología Física y Genética; Manuel Rojo Guerra, de la Universidad de Valladolid y director del equipo arqueológico; y Rafael Garrido-Pena, de la Universidad Autónoma de Madrid.


A través de este estudio, los investigadores examinaron la tumba megalítica del Alto del Reinoso y han proporcionado una interpretación general sobre la comunidad que la usó como sepulcro comunal. Para ello han empleado diversas técnicas arqueológicas y genéticas así como análisis de isótopos, entre otros estudios. Los investigadores han identificado al menos 47 individuos, tanto adultos como adolescentes, que fueron enterrados en esta tumba durante un periodo de, al menos, 100 años. A partir de los datos genéticos y de isótopos, los autores sugieren que la sepultura contuvo los restos de una comunidad con estrechos vínculos familiares. Como apunta el docente e investigador Rojo, la tumba consta de dos niveles diferentes, «en el primer nivel encontramos unos 10 individuos casi completos y depositados en conexión anatómica, por el ADN mitocondrial sabemos que estos tenían relaciones de parentesco por vía materna. En la parte inferior estaban más estrechamente relacionados entre sí, hasta el punto de haberse documentado algunos que se entierran juntos», explica el investigador. Incluso algunos de los inhumados aparecen abrazados y muestran fuertes lazos de parentesco entre ellos.
Además, por los análisis de estroncio realizados, concluyeron que esta comunidad debió de vivir cerca de la tumba y bastante aislada de otros asentamientos. «De los 47 individuos que hemos identificado solo dos debieron de desarrollar su vida más alejados de allí, por lo que indican los niveles de estroncio», reflexiona Rojo.
Este docente también explica que los esqueletos de la parte superior mostraban signos de manipulación, como partes del esqueleto que faltaban, «se han encontrado más cráneos en relación con el resto de huesos», lo que sugiere que se extrajeron restos óseos para entrar a más individuos.
Entre los individuos hay una escasa presencia de infantiles. El estudio de isótopos apunta hacia la presencia de una dieta muy homogénea y se ha concluido que presentaban un número moderado de patologías como artrosis, fracturas curadas, traumas craneales y una baja frecuencia de caries. Dado que no se han documentado restos de cimentación o zócalo, los investigadores creen que la estructura que rodeaba o señalaba el enterramiento sería una especie de choza vegetal, similar a las frágiles cabañas que tendrían sus asentamientos.
Los investigadores afirman que este puede ser el primer estudio que proporcione una imagen tan a fondo de esta comunidad en la vida y en la muerte.

Fuente: http://www.diariodeburgos.es/noticia/ZCDDA1255-EE1C-5EA8-3D806360ABCD0007/20160121/comunidad/neolitica/alto/reinoso/siguio/unida/muerte

lunes, 21 de diciembre de 2015

-La universidad de Michigan estudia la historia medieval de San Vicente del Valle.

Una estudiante trabaja en la base de datos de las estelas romanas y medievales procedentes de la iglesia. J.J.M.Las universidades de Michigan Central y la pública de La Rioja están realizando un estudio en colaboración en el que han mostrado su interés por el potencial arqueológico e histórico que presenta San Vicente del Valle, municipio situado en el entorno de Montes de Oca, y su entorno.
El equipo interdisciplinar está formado por el arqueólogo Víctor Martínez, que desarrolla su labor en los Estados Unidos; Milagros Martínez González, profesora de arqueología en la Universidad de La Rioja, y Scott de Brestian, profesor de Historia del Arte en la universidad Michigan Central (CMU).

Dentro de un estudio más amplio sobre la transición entre la época romana y el medievo en el Alto Valle del Ebro, estos especialistas se han interesado por yacimientos del entorno de la iglesia visigótica de Santa María en San Vicente del Valle, así como por su contexto arqueológico e histórico. Para desarrollar el proyecto cuentan con la ayuda del profesor de la Universidad de Burgos, David Peterson, cuya tesis se centra en esta cuestión.
En San Vicente pretenden aplicar novedosas técnicas, como las que han utilizado en la ciudad riojana de Nájera, corte medieval del reino de Navarra, en la que han reconstruido con cartografía digital la ciudad medieval gracias a la utilización de drones y la prospección electromagnética.
Para el profesor Scott de Brestian, que ya trabajó el pasado romano del País Vasco, «el interés específico se centra en las relaciones económicas establecidas entre zonas de montaña, como la de la Sierra de la Demanda donde se enclava San Vicente, y otras de valle como la vega riojana». En el caso puntual de esta localidad también han mostrado interés por las evidencias romanas y por la reutilización de estelas de esa época en la basílica que, ya en el siglo XIII, reconsagró el obispo burgalés Mauricio. «Queremos concretar aún más las fases de construcción y reutilización de esta joya y esperamos contar con conclusiones en unos meses», explica De Brestian.
Por otro lado, estos científicos también han focalizado sus previsiones en torno a la posibilidad de excavar la antiquísima ermita de Santa Brígida, situada en las inmediaciones de San Vicente, concretamente en la llamada Peña del Rayo, donde ya se conocían evidencias de su ocupación medieval, en concreto por parte de una mujer de gran poder económico llamada Urraca que se enclaustró voluntariamente, por si ésta ofreciese nuevas evidencias de los orígenes de este antiguo centro medieval.


Fuente: http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z9683ED8C-C32A-8026-4691A918F8D6B126/20151221/universidad/michigan/estudia/historia/medieval/san/vicente

martes, 24 de noviembre de 2015

-Batalla de Covadonga... en Cillaperlata?

Me permito compartir la entrada del blog de Zalez, y supongo que con su beneplácito, sobre un tema muy interesante y desconocido que merece, al menos, un poco de atención por parte de los burgaleses y por todos los que nos gusta enredar en los recovecos de la historia.

 


Enlace: 
 http://zaleza.blogspot.com.es/2015/11/la-batalla-de-covadonga-de-cillaperlata.html

-La selección genética de los primeros agricultores.

Trabajos de excavación en Mirador. - RAÚL G. OCHOA
‘Nature’ ha publicado un estudio sobre la variabilidad genética desde los primeros agricultores de Anatolia (Turquía) con 8.000 años de antigüedad y hasta . Los restos genéticos obtenidos de diferentes yacimientos de Europa incluyen a los yacimientos de Mirador (Atapuerca) con entre 4.000 y 4.100 años de antigüedad. Estos primeros agrícolas del neolítico empiezan a adaptarse a los alimentos que ellos producen y esa ingesta deriva en modificaciones genéticas que implican desde la superación de la intolerancia a la lactosa en adultos hace 4.000 años, la adaptación de genes para lograr la inmunidad a las enfermedades del pasado o la pigmentación, la altura, el porqué de algunas deficiencias vitamínicas o la enfermedad celíaca.

Un equipo multidisciplinar de investigadores liderados por David Reich (Broad Institute, Harvard), Ron Pinhasi (University College Dublin) y Wolfgang Haak (Max Planck Institute) y con participación de centros de investigación españoles, entre ellos el Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF) y el Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES-URV), ha realizado este estudio que analiza las adaptaciones genéticas. Se han analizado un total de 260 genomas antiguos y han detectado señales de selección en una docena de genes. De Atapuerca se han tomado los estudios genéticos de quince muestras de la Edad del Cobre, datadas entre hace 4.800 y 4.200 años procedentes del Yacimiento de Atapuerca ‘El Mirador’.

Los investigadores han podido observar, en el espacio y en el tiempo, cómo algunas variantes genéticas eran favorecidas por la selección natural y aumentaban de frecuencia a lo largo de los milenios, hasta llegar en algunos casos a frecuencias del cien por cien en los europeos actuales. Dichos genes están implicados en los procesos adaptativos que han modelado los genomas de las poblaciones europeas y les han permitido sobrevivir.

Para el responsable del trabajo científico en este yacimiento e investigador del Iphes de Tarragona, José María Vergés, «los datos obtenidos son fundamentales para comprender el papel que han jugado las adaptaciones culturales en la configuración genética de las poblaciones europeas de la Prehistoria reciente». El genetista que obtuvo el ADN del túmulo funerario de Mirado e investigador del Instituto de Biología Evolutiva (CSIC-UPF), Carles Lalueza-Fox, «este es el primer paso para entender cómo han evolucionado las poblaciones humanas en tiempos recientes. El análisis de más muestras antiguas en el futuro permitirá conocer episodios menores de selección a escala regional». Para Juan Luis Arsuaga, apasionado de los estudios genéticos, «es muy interesante ver cómo el ser humano se ha seleccionado a sí mismo en los últimos ocho milenios de una manera inconsciente, es decir, creando nuevas presiones de selección para adaptarse a los alimentos que él mismo produce y consume».

Fuente: http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/seleccion-genetica-primeros-agricultores_112026.html

viernes, 18 de septiembre de 2015

-Descubierto uno de los antiguos barrios de Pancorbo.


La excavación arqueológica fue visitada por un elevado número de vecinos de Pancorbo. - G. G.
 


La historia antigua de la villa pancorbina está siendo, literalmente, desenterrada por un grupo de arqueólogos de la Universidad del País Vasco bajo la dirección de Juan Antonio Quirós, miembro del grupo de investigación en patrimonio y paisajes culturales, área de arqueología, de la institución universitaria.
Estas excavaciones en las inmediaciones del antiguo castillo de Pancorbo fueron acometidas tras una investigación realizada el pasado año con equipos de análisis del subsuelo, magnetómetro y tomógrafo, que señalaron una gran cantidad de anomalías bajo la superficie.
Así este año se decidió comenzar las excavaciones en un área de 275 metros cuadrados donde la concentración de materiales se mostraba excepcionalmente elevada. Finalmente esta primera intervención se ha concentrado en un espacio de veinte metros cuadrados que ha arrojado una ingente cantidad de datos y elementos sobre el asentamiento.
Según el coordinador de la excavación, Carlos Tejerizo, se ha datado el estrato más antiguo en el siglo XIII con una ocupación continuada por pancorbinos hasta el siglo XVI cuando fue rellenado de tierra para ser cultivado el paraje.
No obstante el alto número de elementos recuperados, todos cuidadosamente embolsados para ser estudiados en el laboratorio, apunta a la existencia de residentes en el lugar ya en el siglo VIII. Por el tamaño de las construcciones descubiertas todo apunta a que Pancorbo fue un núcleo de gran importancia en la época siendo su estructura urbana mayor y más poblada que la actual.
Cabe recordar que la primera capital de la entonces naciente comarca de La Bureba fue precisamente Pancorbo, situado en la puerta natural del norte peninsular a la Meseta castellana.
El objetivo de esta primera actuación, con la firme intención de darla continuidad, es conocer el estilo de vida de los vecinos de hace más de 500 años por lo que se recogen con cuidado huesos de animales, cerámica, piezas de metal y materiales de construcción.
En ese sentido, se ha contado con el inesperado golpe de suerte de localizar una casa que fue destruida por el fuego lo que ha conservado una gran cantidad de materiales cotidianos para su estudio.
Otro importante hallazgo ha sido el de un horno destinado a la elaboración de cerámica e indicios de otro utilizado para trabajar metales.
Los Amigos de Pancorbo organizaron dos jornadas de visita a la excavación que levantó gran expectación y acudió un elevado número de vecinos e interesados en la historia pancorbina.
Su secretario general, César Guzmán, mostró su satisfacción por el excelente resultado de esta primera campaña de excavaciones. Afirmó que «haremos todo lo que esté en nuestras manos para dar a conocer el patrimonio de Pancorbo».
Guzmán se lamentó de que «los estamentos oficiales tengan olvidado el enorme legado patrimonial e histórico» de la villa y expresó su agradecimiento al catedrático Juan Antonio Quirós el haber escogido Pancorbo «para este importantísimo descubrimiento».


GERARDO GONZÁLEZ 12/09/2015

BRIVIESCA

Fuente:  http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/provincia/arqueologos-vascos-descubren-uno-antiguos-barrios-pancorbo_106482.html



El Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha hallado un antiguo poblado medieval de gran interés arqueológico en Pancorbo (Burgos). Hallado el pueblo medieval de Pancorbo (Burgos) Ampliar foto El proyecto arqueológico, llevado a cabo en el estratégico desfiladero de Pancorbo a lo largo de los meses de agosto y septiembre del año 2015, ha tenido como objetivo identificar y poner en valor el castillo altomedieval de Santa Marta y el recinto fortificado situado a sus pies. El castillo está mencionado en las fuentes desde el siglo IX, en el contexto de los conflictos entre al-Andalus y el reino de Asturias, y ha sido un eje fundamental en la articulación territorial de la Castilla Condal. Sin embargo el yacimiento medieval aún no había sido objeto de análisis arqueológico. De forma previa, en julio del año 2014 se había realizado una primera valoración arqueológica mediante el empleo de técnicas geofísicas en colaboración con el Hydro-Geophysics and NDT Modelling Unit de la Universidad de Oviedo. Gracias al empleo del georadar y la tomografía eléctrica fue posible detectar toda una serie de anomalías constructivas en el recinto fortificado medieval que ha sido indagado en las últimas semanas. Como resultado se ha podido constatar la existencia, a los pies del mencionado castillo altomedieval, de un amplio poblado que ocupa una extensión superior a los 6.000 metros cuadrados englobados dentro de un recinto amurallado medieval. El barrio, que fue abandonado hace unos quinientos años, está formado por un amplio número de viviendas de los siglos XIII-XV que presenta un excelente estado de conservación. Esto permite analizar con gran detalle la vida cotidiana de la comunidad medieval, según informan fuentes del equipo investigador. Depósitos arqueológicos Las construcciones, que fueron realizadas con zócalos de piedra, alzados de tierra y cubierta de teja cocida, se han reconstruido una y otra vez en el mismo espacio, por lo que se ha constatado la existencia de potentes depósitos arqueológicos. En uno de los sectores de la excavación se han podido reconocer la existencia de siete viviendas superpuestas y reconstruidas siguiendo ciclos generacionales. También ha sido posible identificar un taller metalúrgico en el que se realizaban y reparaban herramientas de hierro, así como terrazas y otros espacios de uso doméstico. La excavación ha restituido asimismo un gran volumen de materiales arqueológicos. Entre ellos destaca el hallazgo de objetos de uso doméstico, de vestuario, de alimentación y de carácter paleoambiental que permitirán comprender con mayor detalle la historia de los pobladores de Pancorbo durante la Edad Media. También se ha realizado un primer estudio del castillo altomedieval de Pancorbo. Teniendo en cuenta el precario estado de conservación del monumento, ha sido necesario contar con el apoyo de escaladores para poder realizar el estudio de los restos arqueológicos. En el castillo se ha hallado una cisterna y los restos de un gran edificio medieval conservado de forma parcial. En el proyecto se han utilizado de forma experimental tecnologías avanzadas de documentación arqueológica y arquitectónica mediante el empleo de sensores aerotransportados en drones, que han permitido analizar con gran detalle los restos de este importante yacimiento arqueológico. En el marco del proyecto se han realizado varias actividades de divulgación y socialización patrimonial en colaboración con el Ayuntamiento de Pancorbo y la Asociación Cultural de Pancorbo. En definitiva, el descubrimiento de esta barriada asociada al castillo de Santa Marta abre nuevas perspectivas para el análisis arqueológico de las sociedades medievales del norte peninsular.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2558586/0/hallado-pueblo-medieval-pancorbo-burgos/#xtor=AD-15&xts=467263#xtor=AD-15&xts=467263
 -Hallado el pueblo medieval de Pancorbo

Hallado el pueblo medieval de Pancorbo (Burgos)
 
El Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha hallado un antiguo poblado medieval de gran interés arqueológico en Pancorbo (Burgos).
 
El proyecto arqueológico, llevado a cabo en el estratégico desfiladero de Pancorbo a lo largo de los meses de agosto y septiembre del año 2015, ha tenido como objetivo identificar y poner en valor el castillo altomedieval de Santa Marta y el recinto fortificado situado a sus pies. El castillo está mencionado en las fuentes desde el siglo IX, en el contexto de los conflictos entre al-Andalus y el reino de Asturias, y ha sido un eje fundamental en la articulación territorial de la Castilla Condal. Sin embargo el yacimiento medieval aún no había sido objeto de análisis arqueológico. De forma previa, en julio del año 2014 se había realizado una primera valoración arqueológica mediante el empleo de técnicas geofísicas en colaboración con el Hydro-Geophysics and NDT Modelling Unit de la Universidad de Oviedo. Gracias al empleo del georadar y la tomografía eléctrica fue posible detectar toda una serie de anomalías constructivas en el recinto fortificado medieval que ha sido indagado en las últimas semanas. Como resultado se ha podido constatar la existencia, a los pies del mencionado castillo altomedieval, de un amplio poblado que ocupa una extensión superior a los 6.000 metros cuadrados englobados dentro de un recinto amurallado medieval. El barrio, que fue abandonado hace unos quinientos años, está formado por un amplio número de viviendas de los siglos XIII-XV que presenta un excelente estado de conservación. Esto permite analizar con gran detalle la vida cotidiana de la comunidad medieval, según informan fuentes del equipo investigador. 

Las construcciones, que fueron realizadas con zócalos de piedra, alzados de tierra y cubierta de teja cocida, se han reconstruido una y otra vez en el mismo espacio, por lo que se ha constatado la existencia de potentes depósitos arqueológicos. En uno de los sectores de la excavación se han podido reconocer la existencia de siete viviendas superpuestas y reconstruidas siguiendo ciclos generacionales. También ha sido posible identificar un taller metalúrgico en el que se realizaban y reparaban herramientas de hierro, así como terrazas y otros espacios de uso doméstico. La excavación ha restituido asimismo un gran volumen de materiales arqueológicos. Entre ellos destaca el hallazgo de objetos de uso doméstico, de vestuario, de alimentación y de carácter paleoambiental que permitirán comprender con mayor detalle la historia de los pobladores de Pancorbo durante la Edad Media. También se ha realizado un primer estudio del castillo altomedieval de Pancorbo. Teniendo en cuenta el precario estado de conservación del monumento, ha sido necesario contar con el apoyo de escaladores para poder realizar el estudio de los restos arqueológicos. En el castillo se ha hallado una cisterna y los restos de un gran edificio medieval conservado de forma parcial. En el proyecto se han utilizado de forma experimental tecnologías avanzadas de documentación arqueológica y arquitectónica mediante el empleo de sensores aerotransportados en drones, que han permitido analizar con gran detalle los restos de este importante yacimiento arqueológico. En el marco del proyecto se han realizado varias actividades de divulgación y socialización patrimonial en colaboración con el Ayuntamiento de Pancorbo y la Asociación Cultural de Pancorbo. En definitiva, el descubrimiento de esta barriada asociada al castillo de Santa Marta abre nuevas perspectivas para el análisis arqueológico de las sociedades medievales del norte peninsular.


El Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha hallado un antiguo poblado medieval de gran interés arqueológico en Pancorbo (Burgos).

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2558586/0/hallado-pueblo-medieval-pancorbo-burgos/#xtor=AD-15&xts=467263#xtor=AD-15&xts=467263
El Grupo de Investigación en Patrimonio y Paisajes Culturales de la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea ha hallado un antiguo poblado medieval de gran interés arqueológico en Pancorbo (Burgos). Hallado el pueblo medieval de Pancorbo (Burgos) Ampliar foto El proyecto arqueológico, llevado a cabo en el estratégico desfiladero de Pancorbo a lo largo de los meses de agosto y septiembre del año 2015, ha tenido como objetivo identificar y poner en valor el castillo altomedieval de Santa Marta y el recinto fortificado situado a sus pies. El castillo está mencionado en las fuentes desde el siglo IX, en el contexto de los conflictos entre al-Andalus y el reino de Asturias, y ha sido un eje fundamental en la articulación territorial de la Castilla Condal. Sin embargo el yacimiento medieval aún no había sido objeto de análisis arqueológico. De forma previa, en julio del año 2014 se había realizado una primera valoración arqueológica mediante el empleo de técnicas geofísicas en colaboración con el Hydro-Geophysics and NDT Modelling Unit de la Universidad de Oviedo. Gracias al empleo del georadar y la tomografía eléctrica fue posible detectar toda una serie de anomalías constructivas en el recinto fortificado medieval que ha sido indagado en las últimas semanas. Como resultado se ha podido constatar la existencia, a los pies del mencionado castillo altomedieval, de un amplio poblado que ocupa una extensión superior a los 6.000 metros cuadrados englobados dentro de un recinto amurallado medieval. El barrio, que fue abandonado hace unos quinientos años, está formado por un amplio número de viviendas de los siglos XIII-XV que presenta un excelente estado de conservación. Esto permite analizar con gran detalle la vida cotidiana de la comunidad medieval, según informan fuentes del equipo investigador. Depósitos arqueológicos Las construcciones, que fueron realizadas con zócalos de piedra, alzados de tierra y cubierta de teja cocida, se han reconstruido una y otra vez en el mismo espacio, por lo que se ha constatado la existencia de potentes depósitos arqueológicos. En uno de los sectores de la excavación se han podido reconocer la existencia de siete viviendas superpuestas y reconstruidas siguiendo ciclos generacionales. También ha sido posible identificar un taller metalúrgico en el que se realizaban y reparaban herramientas de hierro, así como terrazas y otros espacios de uso doméstico. La excavación ha restituido asimismo un gran volumen de materiales arqueológicos. Entre ellos destaca el hallazgo de objetos de uso doméstico, de vestuario, de alimentación y de carácter paleoambiental que permitirán comprender con mayor detalle la historia de los pobladores de Pancorbo durante la Edad Media. También se ha realizado un primer estudio del castillo altomedieval de Pancorbo. Teniendo en cuenta el precario estado de conservación del monumento, ha sido necesario contar con el apoyo de escaladores para poder realizar el estudio de los restos arqueológicos. En el castillo se ha hallado una cisterna y los restos de un gran edificio medieval conservado de forma parcial. En el proyecto se han utilizado de forma experimental tecnologías avanzadas de documentación arqueológica y arquitectónica mediante el empleo de sensores aerotransportados en drones, que han permitido analizar con gran detalle los restos de este importante yacimiento arqueológico. En el marco del proyecto se han realizado varias actividades de divulgación y socialización patrimonial en colaboración con el Ayuntamiento de Pancorbo y la Asociación Cultural de Pancorbo. En definitiva, el descubrimiento de esta barriada asociada al castillo de Santa Marta abre nuevas perspectivas para el análisis arqueológico de las sociedades medievales del norte peninsular.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2558586/0/hallado-pueblo-medieval-pancorbo-burgos/#xtor=AD-15&xts=467263#xtor=AD-15&xts=467263
Fuente:http://www.20minutos.es/noticia/2558586/0/hallado-pueblo-medieval-pancorbo-burgos/#xtor=AD-15&xts=467263

sábado, 29 de agosto de 2015

--Ermita Visigótica de Quintanilla de las Viñas (Fotos)








-El ADN confirma que el losino es el único caballo castellano puro.

La cabaña losina de Pancorbo se confirma como reducto de la única raza equina genéticamente pura de caballos castellanos descendientes de los que poblaron la Península Ibérica en la Prehistoria. Así lo constata el informe de la American Genetic Association, que señala el norte de Burgos como el único lugar de pervivencia del losino dentro Castilla y León en relación a un amplio estudio que recoge el origen de los caballos de toda la península ibérica mediante la técnica de análisis mitocondrial del ADN trasmitida por la hembra.
El losino vive en semilibertad como sus ancestros en los montes pancorbinos. - G.G.
Las conclusiones extraídas en el estudio resultan de gran importancia, pues en la actualidad se tiene constancia de que apenas sobreviven tres tipos caballares indígenas en la península: las razas cantábricas, las del sur de la península y el losino.
En base a ello, el caballo que habita los montes Obarenes en Pancorbo forma parte de los últimos descendientes de los equinos que poblaron España desde el Terciario y el Cuaternario, lo que le convierte en un auténtico ‘fósil viviente’.
Su longevidad y pureza de raza obedece en gran medida su especial resistencia y versatilidad, pues se encuentra cómodo en condiciones adversas como las que se dan en el norte de Burgos. Incluso dentro de la historia, el papel del losino ha sido muy destacado al estar presente como ‘caballo de guerra’ en los ejércitos españoles desde la Reconquista hasta la Guerra de la Independencia. Por si fuera poco, el losino también ejerció un papel clave e indiscutible durante la conquista del Nuevo Continente en la que participó como pionero, dado que su tamaño y peculiares características lo convertían en el animal mejor adaptado para el viaje trasatlántico en las naves de los conquistadores. De hecho, en estudios realizados en distintas razas autóctonas del continente americano, su huella genética ha sido localizada en la denominada ‘cuarto de milla’ estadounidense, descendiente de los caballos cimarrones fruto de la llegada de los colonizadores españoles.

Pese a todas estas constataciones científicas, su futuro no está garantizado, puesto que el losino puro se dio por extinguido en la década de los 70 y en 1988 la Junta de Castilla y León inició los trámites para la apertura del Libro del Caballo Losino.
De hecho, el elevado coste de mantenimiento de la cabaña equina en semilibertad por los montes de Pancorbo ha sido siempre el principal problema para el Consistorio de la villa. Por ello, el año pasado, la Diputación Provincial, consciente del valor que esta raza tiene para Burgos, mostró su apoyo para garantizar hasta 2016 la supervivencia de los casi 300 ejemplares actuales. No obstante, la puesta en valor de este patrimonio histórico, natural y único en la Comunidad requiere una acción sólida y prolongada en el tiempo para aprovechar sus posibilidades. Por ejemplo, en otras zonas, algunas cabañas losinas se utilizan para controlar la vegetación como método de prevención ante incendios forestales. Además, dado su carácter, también se le requiere para montura en zonas de montaña.
Cabe recordar que el losino habita en el territorio del Espacio Natural de los Montes Obarenes, donde muchas zonas están vetadas a los vehículos a motor y resultan complicadas para senderistas poco expertos. El uso del losino se perfila como el medio idóneo para promocionar el turismo de naturaleza con rutas ecuestres, aunque este tipo de proyectos no han logrado cuajar hasta la fecha

 GERARDO GONZÁLEZ / Briviesca 29/08/2015 


Fuente:http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/provincia/adn-confirma-losino-es-unico-caballo-castellano-puro_105428.html