jueves, 5 de julio de 2012

-Primeros resultados de la campaña de excavaciones 2012 en Atapuerca.

Los primeros quince días de trabajo en Atapuerca han comenzado a dar sus primeros frutos. Dolina, Elefante y Fuente Mudarra  ya ofrecen nueva información a los científicos. La primera fase de excavación, del 18 de junio al 2 de julio, se ha saldado con trabajos fructíferos que se completará a lo largo de este mes porque «toda la excavación está preparada y alcanzará velocidad de crucero», afirmaba hace unos días Eudald Carbonell.

El principal foco de trabajo de los excavadores más expertos, que son los que se concentran en los primeros días, ha sido la parte bajo la Trinchera del Ferrocarril de Sima del Elefante. Pero no se ha descuidado Dolina. En el nivel bajo se han localizado restos de Ursus dolinensis. Se trata de una especie arcaica del oso de las cavernas y del oso pardo cuyo primer resto se localizó en este nivel en Dolina en 2001. Una mandíbula entonces sirvió para definir esta nueva especie. A ella se han sumado nuevos restos en Elefante, más antiguos, y los primeros fósiles el año pasado. «Esta es una zona de ocupación esporádica y es una época en la que Dolina no es apetecible, es profundo, está oscuro pero sí hemos localizado piezas muy completas y bonitas de Ursus dolinensis». Al ser zonas tan profundas permite que los restos de fauna se puedan conservar muy completos. En la parte superior de este yacimiento se trabaja en más de 80 metros cuadrados. Se han introducido en el nivel TD-10-3. Esta zona está datada en más de 450.000 años y ya han dado los primeros restos de fauna pero interesa todavía más las herramientas líticas. Es el umbral en el que se produce el cambio tecnológico del musteriense (neandertal) al achelense. «No sabemos si es final del campamento musteriense o el achelense pleno» apuntó al respecto Carbonell. El achelense es un modo tecnológico 2, sucede al Olduvayense y se inició en África por Homo ergaster hace  1,65 millones de años. La particularidad de este espacio, tal y como reconocían el año pasado es el de tener las referencias del uso que los heidelbergensis de la Sima realizaban en el exterior y este nivel puede aportar información sobre ello.  Entre estos 28 individuos se encuentra el Cráneo 5, conocido como Miguelón, del que este año se cumple el 20 aniversario de su descubrimiento. En este espacio Carbonell tiene «el convencimiento, que no la referencia científica, de que aparecerán fósiles humanos».

En el yacimiento que aporta niveles más antiguos, la primera quincena de trabajos se ha centrado en preparar el yacimiento. La secuencia de 'obras' se ha centrado en un techo de roca localizado bajo la Trinchera del Ferrocarril. «Ha sido un trabajo muy duro y nos ha costado retirar el techo de dos metros y medio de roca caliza pero ya tenemos todo el yacimiento listo con sedimento», apunta al respecto Bermúdez de Castro. Se trata del área TE-9 donde se localizaron los restos del primer europeo. Para lograrlo se han extraído 140.000 kilos de piedra que ha ocupado a 30 personas durante cuatro días utilizando herramientas poco comunes en estos delicados trabajos como martillo neumático, mazas o palancas. «Es un trabajo imposible de hacer en julio con más investigadores y visitas y ahora la zona ya está limpia y Elefante ya se ha convertido en un yacimiento casi tan extenso como Dolina». Un área que es «improbable» que tuviera ocupaciones humanas pero «al estar inclinado es posible que puedan aparecer fósiles si éstos han rodado hasta allí», concluye Bermúdez de Castro.
En cuanto a Fuente Mudarra se está convirtiendo en un posible campamento neandertal porque ya han empezado a sobresalir las primeras herramientas. «El fósil de neandertal no aparece pero sus herramientas están por todas partes», concluye.

Fuente:  MARTA CASADO www.elcorreodeburgos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada