viernes, 25 de julio de 2014

-Nuevos sondeos acercan el karst de Atapuerca a cronologías africanas.


Los yacimientos de Atapuerca podrían deparar nuevas sorpresas cuando se conozcan los resultados de los sondeos que se están llevando a cabo para conocer la antigüedad del sistema kárstico. Según los primeros indicios, podría haber sedimentos de entre 1,5 y 2 millones de años, lo que les acercaría a cronologías africanas como las de Olduvai (Tanzania).
Los propios codirectores han sido los encargados de abrir manualmente un sondeo a los pies del yacimiento de Gran Dolina, en el que se encontraron hace 20 años los primeros restos de Homo antecessor, la nueva especie datada en 900.000 años, y la idea es seguir haciendo más en sucesivas campañas. «Nuestra hipótesis era que no íbamos a encontrar nada más antiguo de 1,5 millones de años pero empezamos a pensar que se podíamos cambiarla al haber cuevas abiertas y registros más antiguos. Pensamos que podemos tener cronologías como las de Olduvai en la Trinchera del Ferrocarril», indicó Eudald Carbonell, codirector de las excavaciones de Atapuerca.
Prospección que se ha realizado al pie de Gran Dolina para estudiar la geofísica de Atapuerca. Luis López Araico
En el mismo sentido, Juan Luis Arsuaga, otro de los codirectores, asegura que la formación del karst es más antiguo de que lo que se pensaba. «Para que haya relleno tiene que haber formación de cavidades. Creo que el gran tesoro por descubrir y que convertirá de nuevo a Atapuerca en un yacimiento histórico es el nivel TD6 de Gran Dolina. Cada año nos falta menos para llegar», apuntó.
Todas las cuevas de la Sierra de Atapuerca estaban conectadas, es decir, formaban parte de una misma red kárstica, aunque no estén comunicadas en la actualidad. Los investigadores las estudian desde la superficie, con métodos de prospección geofísica, para averiguar por dónde van las galerías y cómo se cruzan. Según avanzó Eudald Carbonell, la idea es trabajar cuatro o cinco años en este ámbito y alcanzar también cronologías del Paleolítico Superior, similares a los de las cuevas de Altamira.
De este modo, los científicos podrían reconstruir la evolución humana desde la actualidad hasta hace 1,5 millones de años y todo ello en un mismo espacio (hasta ahora el resto más antiguo es una mandíbula de 1,3 millones encontrada en la Sima del Elefante). «Tenemos el mejor registro fósil de Eurasia y debemos seguir apostando por este proyecto científico porque aportará mucha información sobre la evolución humana».
La idea es continuar con estos sondeos en la superficie que está por encima de la Trinchera del Ferrocarril. «Queremos saber si debajo de Gran Dolina hay cronologías de 1,7 millones de años como las de Olduvai. Hemos abierto el melón y en Atapuerca hay trabajo para muchos años», añadió Carbonell.

La actual campaña de excavación, que se inició el pasado 2 de julio, echa el cierre y mañana la consejera de Cultura, Alicia García, presentará los hallazgos junto a los tres codirectores, así como también el Congreso Internacional de Ciencias Históricas y Protohistóricas que se celebrará en Burgos y reunirá a más de 3.000 científicos de todo el mundo.
Al igual que ocurriera en 2013, la de este año ha durado solo un mes. Sin embargo, la previsión es que la de 2015 vuelva a extenderse durante mes y medio como consecuencia de la recuperación económica. Además, de la financiación de las excavaciones, la Junta ha cedido gratuitamente la residencia Gil de Siloe para la estancia de los investigadores de fuera.
La campaña se han centrado en los yacimientos de Gran Dolina, Galería, Sima del Elefante, Portalón, Sima de los Huesos, Galería de las Estatuas y el asentamiento al aire libre Fuente Mudarra. Durante la jornada de ayer se inició también la limpieza de la Trinchera para dejarla preparada para la visita científica de septiembre.

Fuente:http://www.diariodeburgos.es/noticia/ZF5CD5CF5-B55F-ADC1-DEDD4327B0D879C5/20140724/nuevos/sondeos/acercan/karst/atapuerca/cronologias/africanas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada