viernes, 25 de julio de 2014

-Hallan niveles africanos de 1,7 millones de años en la base de Gran Dolina.

La base del yacimiento de Gran Dolina, en la Sima de Atapuerca, muestra evidencias de que existen cronologías africanas que elevan la edad de Atapuerca a 1,7 millones de años, lo que sitúa a la sierra burgalesa como los yacimientos más antiguos de toda Europa. A la espera de que aparezcan los fósiles, uno de los codirectores de los yacimientos, Eudald Carbonell, aseveró hoy que "este hecho lo cambia todo".

Junto a Eudald Carbonell, los otros dos codirectores, José María Bermúdez de Castro y Juan Luis Arsuaga, además de la consejera de Cultura y Turismo, Alicia García, y el presidente de la Fundación Atapuerca, Antonio Méndez Pozo, entre otros, dieron a conocer, a pie del yacimiento, los hallazgos de la campaña de excavaciones que hoy ha echado el cierre. Una campaña "de transición" que deja al descubierto una ampliación del límite temporal sin precedentes. "Hasta ahora no habíamos encontrado registros fósiles más antiguos de 1,3 millones de años", estimó Carbonell, quien avanzó que "con mucha probabilidad" han encontrado "unas anomalías que permiten hablar de un horizonte semejante al de los yacimientos de Olduvai". Ha sido precisamente esta misma mañana cuando se ha sabido que la base de Gran Dolina tiene una profundidad de diez metros más de lo que hasta ahora se pensaba; un hecho que evidencia que en esta zona pueda haber registros fósiles de 1,7 millones de años. "Si son sedimentos de 1,8 millones de años puede haber cuevas más altas que contengan registro fósil", explicó Carbonell, quien entendió que en las cuevas superiores es donde pueden aparecer los fósiles más antiguos de Atapuerca y, por ende, de toda Europa.

El hallazgo se ha producido hace apenas unas horas cuando se ha apreciado una serie de anomalías que sugieren que hay sedimentos de esta época. "Siempre pensamos que encontrar algo más antiguo que la Sima del Elefante por encima de 1,5 millones de años sería muy difícil", agregó el responsable del yacimiento.
Será el próximo año cuando se estudien las cuevas que se encuentran en la parte más alta de la sierra -entre las que se encuentra Cueva Fantasma- para conocer si aparecen los registros fósiles de 1,8 millones de años. "Tendremos toda la secuencia que hay en África y hay una probabilidad muy alta de que aparezcan. El bombazo vendrá cuando lo encontremos", apostilló.
Uno de los yacimientos que más fósiles ha generado en las últimas campañas es el de Gran Dolina. El nivel TD4 dejó al descubierto en la pasada campaña industria lítica de casi un millón de años, lo que hace sospechar que en este nivel pueden encontrarse restos del Homo Antecessor de mayor antigüedad a los aparecidos hasta la fecha, 800.000 años.

  La Sima de los Huesos también ha revelado nuevos datos para el mapa de la especie humana. En la presente campaña se ha trabajado en una zona nueva, correspondiente con un espacio muy pequeño que ha proporcionado sin embargo muchos restos para el estudio de la especie que pobló este yacimiento. Una de las piezas más importantes de esta campaña es un hueso coxal que pertenece a un adolescente que vivió en la sierra.
 "Es un gran éxito hallar un coxal", se congratuló Juan Luis Arsuaga, al entender que es una pieza del cuerpo humanaomuy frágil y de difícil conservación; máxime cuando se habla de un espacio temporal de 430.000 años. "Los únicos huesos de la cadera que hay en el mundo son de la Sima de los Huesos", sostuvo.
Presentación de los resultados de la campaña 2014 de los yacimientos de Atapuerca. J.D.M.
El hueso de la cadera no es el único que se ha descubierto en la Sima de los Huesos. El prolífico yacimiento ha dejado al descubierto una vértebra de un individuo adulto de la misma especie. También ha aparecido un fragmento óseo occipital que pudo pertenecer a un adulto más mayor. "Es uno de los huesos de un individuo más arcaico que completa el espectro de la especie", añadió Arsuaga.

Como cada año, la Sima ha permitido hallar piezas únicas. Una de las menos esperadas es el hallazgo de un hueso de la nariz, perteneciente al puente nasal. Esta pieza de la cara se unirá a algunos de los últimos cráneos que han aparecido en la Sima de los Huesos para poder conocer cómo era el rostro de los individuos de la misma especie que quedaron sepultados durante miles de años en este espacio.

Este yacimiento es el que ha proporcionado, en un sólo lugar, más restos fósiles de una especie de homínido. Desde el año 1976 se trabaja en la recuperación de elementos óseos de por lo menos 28 individuos. Los esqueletos están completos, pero sus huesos se encuentran muy fragmentados, dispersos y mezclados, lo que dificulta la reconstrucción de los mismos. La especie representada en la Sima de los Huesos muestra una combinación de rasgos arcaicos junto con otros incipientemente neandertales, por lo que se la considera relacionada evolutivamente con estos últimos. Así lo confirmó recientemente la aparición de 17 cráneos emparentados directamente con la especie Neandertal. Uno de los momentos claves para la Sierra de Atapuerca se producirá en 2020. Es la fecha que los responsables de las excavaciones se marcan para tener concluidas muchas de las tesis que hasta la fecha son sólo conjeturas. "Para 2020 habrá resultados sorprendentes cuando consigamos llegar a TD6", indicó Carbonell. También será el momento en el que esté ya estudiado todo el nivel TD-10 del mismo yacimiento.

  Igualmente, los resultados en Fuente Mudarra refuerzan la idea de que los yacimientos de los alrededores de la sierra pueden tener un enorme potencial, con multitud de campamentos de la época de los neandertales. El hallazgo de un posible hogar, de herramientas in situ y de un pequeño fragmento de hueso invitan a pensar que este yacimiento puede dar muchas claves sobre el modo de vida de los neandertales hace unos 50.000 años. Por otro lado, el yacimiento de El Portalón ha comenzado un proceso de ampliación que permitirá reforzar la seguridad y un mejor conocimiento de los niveles explorados por José María Apellániz en los años 1970. En este mes se ha realizado un escaneo de la cueva del Mirador, con el objetivo de obtener datos científicos, pero también para futuros trabajos de divulgación. En este nivel se ha hallado un dado de hueso de carne que podrían haber utilizado en el Neolítico los romanos para su divertimento. Así lo entiende Arsuaga, quien estima que "los romanos ya jugaban a los dados en Atapuerca". De cara a la próxima campaña, Bermúdez de Castro avanzó que tendrá mes y medio de duración para poder concluir todos los planes "que hay pendientes hasta 2020". "Para ese año habrá resultados extraordinarios con la llegada a TD6 y hablamos de miles de fósiles de Homo Antecessor", finalizó.


Fuente:  http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z473AF022-A7D1-7C55-B9474B311814EEC1/20140725/hallan/niveles/africanos/17/millones/a%C3%B1os/base/gran/dolina

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada