miércoles, 16 de julio de 2014

-Los codirectores prometen que este año Atapuerca «dará sorpresas».

Un grupo de investigadores, en el Portalón. Ricardo Ordóñez
No será hasta el próximo día 25  cuando los responsables de Atapuerca, acompañados por la consejera de Cultura de la Junta, Alicia García, descubran ante los medios los restos que han salido de las entrañas de la tierra en esta campaña denominada «de transición», momento para el que ayer se prometieron «sorpresas», en palabras de uno de los codirectores, Eudald Carbonell, quien insistió en que Atapuerca «está empezando» y  garantizó que «los grandes descubrimientos se seguirán produciendo porque ya sabemos dónde están los fósiles».
Junto a sus compañeros Juan Luis Arsuaga y José María Bermúdez celebraron el clásico encuentro con la prensa en el año de la celebración del congreso internacional que reunirá en el mes de septiembre a más de mil paleontólogos de todo el mundo en Burgos y recordaron que el yacimiento de Sima de los Huesos, donde se han encontrado más fósiles juntos que en ningún otro espacio del continente europeo, podría dar origen al nombramiento de una nueva especie tras la revisión que en los próximos meses se llevará a cabo con el ánimo de actualizar el mapa de la evolución humana. Así lo precisó Arsuaga, partidario de una revisión que situaría a la Sierra de Atapuerca en una situación privilegiada al contar con una especie propia como es Homo antecessor (800.000-900.000 años) y una segunda aún por determinar, la de Sima de los Huesos (430.000 años).

 La revisión del mapa de especies es uno de los temas «de los que más se hablará hasta finales de año», según Arsuaga, partidario de cambiar una taxonomía «anticuada» que se dio por buena hace más de un siglo cuando poco o nada se conocía de la sierra burgalesa. Ha sido precisamente Atapuerca y la aparición de miles de fósiles de dos especies determinadas (Homo heilderbergensis y Homo antecessor) la que ha llevado a los científicos a plantearse el reto de convencer a la comunidad internacional de que es necesario incluir y restar especies.
Arsuaga considera que el hecho de que se haya encontrado a los «tíos abuelos» de la especie Neandertal- considerados esos 17 cráneos hallados en la Sima de los Huesos como el nexo más próximo con los neandertales- una de esas nuevas especies a incluir en la nueva taxonomía: «Cuando replanteemos todo hay que intentar que no se multipliquen las especies. Para incluir unas hay que quitar otras».
El responsable de la Sima de los Huesos declaró que para entender el cambio hay que pensar que «estamos trabajando con especies que fueron delimitadas hace más de un siglo». En el caso del Homo heilderbergensis, la definición se remonta a 1908 y a una mandíbula de un individuo de esta especie,  restos «muy pequeños», que algunos entienden como «insignificantes» cuando en la Sima de los Huesos se han encontrado miles de esta especie que ayudarían a clarificar mejor la vida de los individuos. «Hay mucha gente que se nos resiste», confesó Arsuaga, al tiempo que explicó que los pesos pesados a los que habrá que «convencer» son Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Alemania.
Si estas pretensiones llegan a buen puerto, para finales de año  habría un patrón evolutivo clarificado. «Haremos una propuesta seria y Atapuerca es donde están los registros», añadió Arsuaga, quien entiende que el yacimiento «debe ser el centro de ese nuevo planteamiento y una referencia obligada». La especie Antecessor sería una de las que se incluiría en esa nueva taxonomía internacional, al tiempo que se sumaría una segunda especie «al haber un hueco entre el Heilderbergensis y lo que se ha hallado en Sima de los Huesos».


Fuente:  http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z59C5F602-0AB9-9E6F-AC6435CF699D5933/20140716/codirectores/prometen/a%C3%B1o/atapuerca/dara/sorpresas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada