martes, 10 de septiembre de 2013

-La revista científica PNAS publica el genoma completo de un oso hallado en Atapuerca.

Nuria García, invetigadora del Centro Mixto de Evolución, excavando restos del Ursus Deningeri. Javier Trueba
Una investigación internacional  liderada por Jesse Dabnet y Matthias Meyer, del Instituto Max Plank de Antropología Evolutiva de Leipzing, publicó ayer en la revista científica PNAS el genoma mitocondrial completo de un espécimen de ‘Ursus deningeri’ (el antepasado del oso de las cavernas típico del Pleistoceno superior), con una antigüedad de 400.000 años y encontrado en la Sima de los Huesos de Atapuerca.
La importancia del estudio, en el que han colaborado los investigadores del Ce
ntro Mixto de Evolución y Comportamiento Humanos, Nuria García, Juan Luis Arsuaga -director científico del MEH- y Cristina Valdiosera, radica en que ha sido posible gracias al descubrimiento de la primera muestra de ADN de esta antigüedad extraída en un ambiente diferente al de los suelos permanentemente helados del Ártico ya que, como publica la revista PNAS, «las condiciones ambientales y sobre todo la temperatura es esencial en la conversación del ADN». Sin embargo, no se trata de ADN nuclear sino mitocondrial. La diferencia estriba en que este último se encuentra en unos orgánulos de las células (mitocondrias)que suministran a estas la energía necesaria para llevar a cabo su actividad.

En 2006, Valdosiera ya advirtió de la existencia y conservación de fragmentos muy cortos de ADN pertenecientes a osos fósiles en la Sima de los Huesos, pero no se logró extraerlos y secuenciarlos de manera eficiente porque no eran lo suficientemente largos. El éxito de la actual investigación se debe a la utilización de un nuevo método que mejora la técnica de extracción ya que hace posible recuperar muestras ultracortas de entre 30 y 50 pares de base para reconstruir el genoma mitocondrial.
El estudio demuestra, por tanto, que el ADN puede conservarse durante cientos de miles de años por lo que se abren nuevas perspectivas para su búsqueda en fósiles humanos. Aunque no se ha encontrado ADN humano tan antiguo como el del oso de las cavernas, en la Sima de los Huesos sí se hallaron fósiles de Homo Heidelbergensis por lo que el objetivo de los investigadores será el estudio de los fósiles humanos asociados a esta especie de oso.

Fuente: www.diariodeburgos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada