domingo, 21 de julio de 2013

-Huellas de dinosaurios únicas en el mundo en "Las Sereas".

El grupo arqueológico-paleontológico de Salas de los Infantes ha localizado en un yacimiento de huellas de dinosaurios de la zona dos rastros de dinosaurios con detalles anatómicos «peculiares» que pueden ser únicos en el mundo, o al menos no se han registrado en otros lugares.
El director del colectivo y del museo de dinosaurios de Salas de los Infantes, Fidel Torcida, ha explicado que se trata de icnitas (huellas de dinosaurio) de animales de hace 144 millones de años que probablemente eran saurópodos, herbívoros.

La característica que puede ser única en el mundo y que ahora analizarán los investigadores tiene que ver con los dedos de las patas delanteras de estos dinosaurios cuadrúpedos.
Torcida ha asegurado que una característica del yacimiento de ‘Las Sereas VII’, donde se han localizado estos rastros, es que es «de una gran belleza, porque las huellas son muy profundas y se pueden apreciar muchos detalles», recoge Efe.
Ha señalado que el estado de conservación es tan bueno que incluso se aprecia el barro que movieron al pisar esos animales de gran tamaño.
Las diez personas que han trabajado en la campaña de excavaciones de este verano en la zona -miembros del colectivo de Salas pero también de universidades de La Rioja, Burgos, Salamanca y Madrid- han utilizado una nueva técnica, denominada ‘fotogrametría’, que permite tomar imágenes de las huellas en tres dimensiones con tal precisión que se aprecian detalles que no se pueden ver a simple vista.
Esta es la tercera campaña que se centra en ‘Las Sereas VII’, aunque se lleva excavando en los yacimientos de la zona ya once años.  En este yacimiento se habían desarrollado labores de limpieza y consolidación para garantizar su conservación. Hace dos años se trabajó para establecer unas condiciones adecuadas de conservación y se puso en valor, gracias a la financiación de Red Eléctrica de España. El yacimiento se protege por un vallado protector, una pérgola o techado que aminora la acción perjudicial en la roca de la insolación, heladas y precipitaciones. En 2011 se colocó una mesa informativa y se marcó una zona para el aparcamiento de vehículos de los visitantes.

En la campaña actual se ha revisado, bajo la supervisión de Rubén Contreras, conservador del Museo de dinosaurios salense, el estado de los materiales aplicados para su consolidación y aislamiento y se ha limpiado de plantas y sedimento las grietas de la roca. Además se ha procedido a sellar las entradas de agua que se infiltraba en el yacimiento y se ha consolidado el muro de desviación de agua así como los drenajes y vías de evacuación de agua superficial. La valoración global de la intervención es muy positiva pues estas tareas de seguimiento han mostrado que la intervención de 2011 se realizó con eficacia y las huellas se conservan satisfactoriamente.

Fuente: www.elcorreodeburgos.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada