jueves, 2 de febrero de 2012

-Tesis doctoral determina la cronología completa del yacimiento de Gran Dolina.

Determinar la cronología de un yacimiento es siempre una tarea compleja. Para afinar y asegurarse de que los datos obtenidos son ciertos se llevan a cabo estudios desde diversas disciplinas y se contrastan los resultados, principalmente de los estratos más ricos desde el punto de vista arqueológico. Así, por ejemplo, hasta el momento sólo se disponían de dataciones puntuales de ciertos niveles de Gran Dolina, en Atapuerca, como TD6, donde en 1994 se descubrió una nueva especie, ‘Homo antecesor’, con una antigüedad de 800.000 años.

Esto ha cambiado con una tesis doctoral presentada en la Universitat Rovira i Virgili de Tarragona que ha permitido determinar por primera vez la antigüedad de todos los niveles de Gran Dolina, en un período que abarcaría entre 1,2 millones de años y 200.000 años antes del presente. Los resultados son coherentes con lo que se conocía sobre los estratos ya analizados anteriormente con otros métodos distintos al empleado ahora, como el paleomagnetismo, la bioestratigrafía y la luminiscencia. Concretamente, la autora de la nueva tesis doctoral sobre Atapuerca, Davinia Moreno, ha utilizado la técnica de la Resonancia de Spin Electrónico aplicada a cuarzo extraído de sedimentos kársticos blanqueados ópticamente (ESR-OB) por los rayos UV procedentes de la luz solar. Es decir, que el contacto de los granos de cuarzo con los rayos UV de la luz solar, durante el transporte del sedimento, facilita la liberación de los electrones que han quedado atrapados en la muestra. De esta manera, el ‘reloj geológico’ se pone a cero y lo que datamos en el yacimiento arqueológico corresponde al momento de sedimentación del cuarzo y no al de la formación de dicho mineral.


Esto es un hecho novedoso, pues nunca antes se había usado este método de datación para contextos de este tipo, aunque sí, y con éxito, en entornos fluviales.
Para Davinia Moreno, su tesis «no es más que el comienzo de un trabajo mucho más amplio que debería continuar por parte del Equipo de Investigación de Atapuerca. Las secuencias estratigráficas de Galería y Sima del Elefante deberían datarse siguiendo el mismo protocolo realizado en Gran Dolina con el objetivo de afinar el cuadro cronoestratigráfico de cada yacimiento y poder hacer correlaciones entre los diferentes niveles de cada relleno kárstico», asegura.



Fuente: www.diariodeburgos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada