jueves, 12 de abril de 2012

-Burgaleses, los primeros en levantarnos contra Napoleón.


Probablemente la mayoría de los burgaleses desconozca quienes fueron Nicolás Gutiérrez, Tomás Gredilla, Manuel de la Torre y José Apéstegui. Ni una calle pequeña tienen en la ciudad y tan solo un recuadro en el Arco de Santamaría  colocado en el año 1937 les recuerda como los mártires que fueron. Porque estos cuatro anónimos artesanos son las primeras víctimas de la Guerra de la Independencia. Trece días antes del famoso 2 de Mayo de 1808, cuando estalló en Madrid la revolución contra el invasor, cerca de la Catedral se derramó la sangre de estos burgaleses bajo el fuego de los soldados napoleónicos, que dispararon por miedo.

En el palacio arzobispal, donde tenían la sede los mandos galos, se arremolinaron armando bulla un grupo de ciudadanos hartos de la chulería francesa. Antes de que la cosa fuera a más (porque tenía toda la pinta de ir a más: gritos contra Napoleón, vivas a España...) los soldados sacaron a pasear sus bayonetas y apiolaron a estos cuatro  vecinos -Apéstegui murió por las heridas algunos días después- y, claro, el tumulto se deshizo.
Pues bien. 204 años después, el Ayuntamiento quiere recordar este hecho acaecido el 18 de abril de 1808 -al que llama con rigor primer alzamiento contra las tropas napoleónicas-  y ha preparado un programa de actos para ponerlo en valor y como antesala de las celebraciones que tendrán lugar en 2013 bajo el lema ‘La huella francesa’ a las que, según explicó ayer el concejal de Cultura, Fernando Gómez, serán invitadas las autoridades del país vecino.


Porque -aclaró- no todo fueron abusos los que esta ciudad recibió por parte de los galos. La reorganización urbanística del entorno y la mejora de la higiene de las calles, además de un cierto acervo cultural fueron la herencia positiva que dejaron los hijos de Francia en Burgos, según el concejal de Cultura.
Homenajes a la bandera española, recreación del alzamiento contra las tropas de Napoleón, una charla sobre Wellington y visitas al Castillo compondrán el grueso de las celebraciones en las que van a colaborar las Fuerzas Armadas, la Asociación Cultural de Amigos del Museo Histórico Militar de Burgos y el Comité de Folclore.

En los paseos seguramente se hará referencia a la Iglesia de San Román, de cuyo bombardeo por los franceses se cumplen ahora 200 años. En ese momento se encontraban dentro más de trescientos soldados, ya que el templo se utilizó durante la contienda como lugar de apoyo y defensa de la fortaleza. Recientemente informábamos de que la realización de las catas para ubicar sus restos corrían peligro por falta de fondos pero Fernando Gómez dijo que hay presupuestados 12.000 euros para realizar al prospección y que bien podrá utilizarse como recurso turístico.
Otro de los protagonistas de las jornadas que prepara el Consistorio será Arthur Wellesley,  duque de Wellington, cuyas tropas asediaron el Castillo desde finales de 2012 aunque no consiguieron echar a los franceses hasta el año siguiente.

Programa:
La bandera: El domingo, 15 de abril, comienzan los actos con un homenaje a la bandera de España a las 12 horas en la Avenida de la Paz. Después, a las 13 horas, se recreará el primer alzamiento contra las tropas napoleónicas en la Plaza del Rey San Fernando.

>Las visitas: ‘El Castillo de Burgos en la Guerra de la Independencia’ es el título que han dado a las visitas guiadas, cuya autoría es de Roberto Garrido, que se realizarán los días 16 y 17. Saldrán a las 13 y a las 17 horas de Nuño Rasura, 7.

La conferencia: Cristina Borreguero, catedrática de Historia Moderna de la Universidad de Burgos hablará de Wellington ante el Castillo de Burgos el 17 de abril a las 20,15 horas en el Salón Rojo del Teatro Principal.

El homenaje: El miércoles, 18, a las 11 horas en la Plaza del Rey San Fernando tendrá lugar la conmemoración oficial del primer alzamiento de España contra las tropas napoleónicas.

Fuente: www.diariodeburgos.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada