sábado, 29 de agosto de 2015

-El ADN confirma que el losino es el único caballo castellano puro.

La cabaña losina de Pancorbo se confirma como reducto de la única raza equina genéticamente pura de caballos castellanos descendientes de los que poblaron la Península Ibérica en la Prehistoria. Así lo constata el informe de la American Genetic Association, que señala el norte de Burgos como el único lugar de pervivencia del losino dentro Castilla y León en relación a un amplio estudio que recoge el origen de los caballos de toda la península ibérica mediante la técnica de análisis mitocondrial del ADN trasmitida por la hembra.
El losino vive en semilibertad como sus ancestros en los montes pancorbinos. - G.G.
Las conclusiones extraídas en el estudio resultan de gran importancia, pues en la actualidad se tiene constancia de que apenas sobreviven tres tipos caballares indígenas en la península: las razas cantábricas, las del sur de la península y el losino.
En base a ello, el caballo que habita los montes Obarenes en Pancorbo forma parte de los últimos descendientes de los equinos que poblaron España desde el Terciario y el Cuaternario, lo que le convierte en un auténtico ‘fósil viviente’.
Su longevidad y pureza de raza obedece en gran medida su especial resistencia y versatilidad, pues se encuentra cómodo en condiciones adversas como las que se dan en el norte de Burgos. Incluso dentro de la historia, el papel del losino ha sido muy destacado al estar presente como ‘caballo de guerra’ en los ejércitos españoles desde la Reconquista hasta la Guerra de la Independencia. Por si fuera poco, el losino también ejerció un papel clave e indiscutible durante la conquista del Nuevo Continente en la que participó como pionero, dado que su tamaño y peculiares características lo convertían en el animal mejor adaptado para el viaje trasatlántico en las naves de los conquistadores. De hecho, en estudios realizados en distintas razas autóctonas del continente americano, su huella genética ha sido localizada en la denominada ‘cuarto de milla’ estadounidense, descendiente de los caballos cimarrones fruto de la llegada de los colonizadores españoles.

Pese a todas estas constataciones científicas, su futuro no está garantizado, puesto que el losino puro se dio por extinguido en la década de los 70 y en 1988 la Junta de Castilla y León inició los trámites para la apertura del Libro del Caballo Losino.
De hecho, el elevado coste de mantenimiento de la cabaña equina en semilibertad por los montes de Pancorbo ha sido siempre el principal problema para el Consistorio de la villa. Por ello, el año pasado, la Diputación Provincial, consciente del valor que esta raza tiene para Burgos, mostró su apoyo para garantizar hasta 2016 la supervivencia de los casi 300 ejemplares actuales. No obstante, la puesta en valor de este patrimonio histórico, natural y único en la Comunidad requiere una acción sólida y prolongada en el tiempo para aprovechar sus posibilidades. Por ejemplo, en otras zonas, algunas cabañas losinas se utilizan para controlar la vegetación como método de prevención ante incendios forestales. Además, dado su carácter, también se le requiere para montura en zonas de montaña.
Cabe recordar que el losino habita en el territorio del Espacio Natural de los Montes Obarenes, donde muchas zonas están vetadas a los vehículos a motor y resultan complicadas para senderistas poco expertos. El uso del losino se perfila como el medio idóneo para promocionar el turismo de naturaleza con rutas ecuestres, aunque este tipo de proyectos no han logrado cuajar hasta la fecha

 GERARDO GONZÁLEZ / Briviesca 29/08/2015 


Fuente:http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/provincia/adn-confirma-losino-es-unico-caballo-castellano-puro_105428.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada