jueves, 21 de enero de 2016

-La iglesia de Santiago de Pancorbo.


El amplio catálogo de pinturas, esculturas y los históricos retablos de la iglesia de Santiago de la villa pancorbina no dejan indiferente a los que la visitan tanto por su variedad como calidad histórico-artística. La iglesia, situada a pie de la ruta jacobea de la Vía de Bayona, en la entrada norte de Pancorbo es en sí misma un museo donde se pueden ver piezas sacras, algunas vinculadas a la ruta jacobea, e incluso colecciones de fósiles de los Obarenes. Como elementos destacados cabe mencionar una extensa muestra artística compuesta principalmente por la pintura y los grabados del artista local Delfín Gómez, sacerdote, formado artísticamente en Madrid, que ha donado sus colecciones La Visión de Juan o Apocalipsis, La palabra, un apostolado y unas colecciones sobre Job.
La iglesia se ubica en la ruta de Bayona por lo que es paso obligado de peregrinos. - G.G.Le sigue la obra de José María Díaz Mozaz, sacerdote navarro, con buenos cuadros de profundo simbolismo religiosos, y dos cuadros del desfiladero de Pancorbo, con dos visiones distintas de dos peregrinos. A las piezas pictóricas se suman las de María Luz Torralba Montalvo quien aporta a la muestra la visión femenina con una colección de esculturas sobre la mujer en su triple dimensión de madre, espíritu y belleza.
Por su parte Adolfo G. Winternitz, austriaco, acerca su Apocalipsis en forma de vidrieras y Carmelo de la Fuente expone sus escenas de la vida rural en sus cuadros forjados de forma peculiar, en lo que se ha dado en llamar ‘arte fontino’.
Cierra el apartado de creaciones artísticas Fidel Izquierdo Merino con treinta terracotas de escenas de la vida campesina y una colección de tallas, realizadas en la escuela taller, que la Fundación Iglesia de Santiago ha creado y mantiene en Zimbawe.
Además del arte en la iglesia se halla una interesante muestra de la flora de los Obarenes, recopilada por Isaac Rubio, y una colección de fósiles del mismo ámbito geográfico, recogida y clasificada por Lucio Pinto.
Aunque tanto las piezas artísticas como las colecciones son de gran interés los visitantes también podrán disfrutar de elementos directamente vinculados al aspecto religioso del histórico tempo jacobeo.
Así su retablo mayor, obra del artista mirandés Juan Bautista Galán que lo elaboró entre 1650 y 1658, muestra un interesante estilo prebarroco en el que se encuentran tallas realizadas por prestigiosos artistas de la época.
Cabe destacar que este templo, que perdió su condición de parroquial en 1928, se salvó de una ruina cierta gracias a la voluntad de los pancorbinos encabezados por el sacerdote Delfín Gómez.
Tras ser alojamiento habitual de tropas en tres guerras la Fundación Cultural Iglesia de Santiago de Pancorbo impulsó una década de trabajos para su restauración.

Fuente: http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/provincia/joya-sobrevive-tres-conflictos-belicos_115126.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada