domingo, 20 de abril de 2014

-El abandono hace mella en el Centro de Interpretación de la Horadada.

El Centro de Interpretación de la Horadada, cerrado desde el verano, no abrirá en Semana Santa. A.C.El Centro de Interpretación Arqueológica del Desfiladero de la Horadada, ligado a la fortaleza de Tedeja (S.VI), la iglesia paleocristiana de Santa María de Mijangos (S.V) y los eremitorios de Tartalés de Cilla de  abrió sus puertas en septiembre de 2002. Una inversión de 416.692 euros, aportados en su gran parte por la Junta de Castilla y León y los fondos europeos que gestiona el Ceder Merindades, hizo realidad el centro y la consolidación de los tres yacimientos. Casi doce años después, el abandono y la falta de dinero del Ayuntamiento de Trespaderne hacen mella en este recurso turístico que desde el pasado mes de enero tiene toda la zona expositiva situada al aire libre desprotegida al haberse caído por completo los veinte metros del vallado de madera que la separaban del exterior.

Pese al tiempo transcurrido, la alcaldesa, Isabel López, aseguró ayer a DB que desconocía este hecho y que no hay ninguna decisión tomada sobre su arreglo, a pesar de que los elementos del antiguo poblado romano y visigodo están expuestos a robos y ataques vandálicos.

López admite que «el Centro de Interpretación de la Horadada es un recurso que no podemos afrontar desde el Ayuntamiento de Trespaderne en la situación económica actual». El centro permanece cerrado desde el pasado verano. La alcaldesa señala que «la gestión directa es imposible por falta de dinero». La contratación de una persona que abra el centro está completamente descartada por el equipo de gobierno que desde el pasado verano tampoco ha dado pasos en busca de una fórmula para su reapertura.
La alcaldesa anuncia que «la previsión es sacarlo a concurso para intentar reabrirlo en verano» con gestión privada, pero añade que «la falta de tiempo ha impedido a la secretaria municipal redactar el pliego de condiciones».  Así pues, estos días de Semana Santa, los de mayor afluencia de visitantes a la comarca, y el resto de la primavera permanecerá cerrado.


El Centro de Interpretación de la Horadada fue atendido entre 2002 y julio de 2010 por una persona contratada por el Ayuntamiento, cuyo salario subvencionaba la Junta de Castilla y León. Con la desaparición de las subvenciones, el centro fue cerrado a cal y canto la pasada legislatura y así permaneció dos años, hasta que en julio de 2012, el Ayuntamiento firmó un contrato de servicios menores con dos emprendedoras, que tenían que abonar 1.000 euros al año y el 5% de las entradas recaudadas. Sus ingresos fueron ínfimos, porque en los cinco meses que abrieron, de junio a noviembre de 2012, recibieron 2.100 visitantes que pagaron en su mayoría una entrada rebajada de 1,5 euros. En 2013, el centro solo abrió durante el verano y recibió 500 visitantes.


Fuente:  http://www.diariodeburgos.es/noticia/ZD5C2434B-FA2E-6AEF-B0B2C640950E2BCA/20140410/abandono/hace/mella/centro/interpretacion/horadada



No hay comentarios:

Publicar un comentario