martes, 22 de octubre de 2013

- Sapiens y neandertal, sin antepasado común.

¿De dónde venimos? La pregunta, cuya respuesta buscan con ahínco los paleontólogos desde hace décadas aún está muy lejos de resolverse. De hecho, casi cada estudio sobre la evolución humana arroja más dudas sobre nuestros antepasados y por ende, sobre el origen de la especie. Ahora, una investigación en la que participan los tres codirectores de Atapuerca, junto con otros expertos, establece que ninguno de los homínidos conocidos actualmente en Europa es el ancestro común de neandertales y sapiens. El trabajo será publicado esta semana por la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS). 

Para llegar a esta conclusión el equipo internacional, formado por los responsables de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell, junto a la investigadora de la Universidad George Washington Aida Gómez-Robles, han analizado mediante métodos cuantitativos los fósiles dentales de 13 especies de homínidos. Los resultados fueron sorprendentes ya que ninguno de los restos analizados se ajustó al perfil del antepasado común entre neandertales y sapiens.
En total se estudiaron 1.200 molares y premolares fósiles de homo heidelbergensis, homo erectus y homo antecessor -muchos de ellos procedentes del yacimiento de Atapuerca- aplicando análisis morfométricos y técnicas estadísticas desarrolladas por la bióloga de la Universidad de Indiana Emilia Martins, otra de las firmantes del estudio multidisciplinar. 

«Nuestros resultados llaman la atención sobre la gran discrepancia que existe entre las estimaciones moleculares y paleontológicas del momento en el que se separaron ambas especies», asegura Gómez-Robles. Y es que, según el estudio, el linaje común entre sapiens y neandertales se separó hace casi un millón de años, una fecha que choca con los estudios moleculares y hace retroceder varios cientos de miles de años el ancestro común. «Estas diferencias no pueden ser ignoradas, sino que es necesario encontrar una forma de conciliarlas», asegura Gómez-Robles.
Es más, el estudio demuestra que las especies ancestrales descubiertas en Europa son morfológicamente más similares a los neandertales que a los humanos modernos. Según los investigadores el linaje neandertal surgió hace un millón de años y la divergencia, es decir, la separación del linaje se produjo hace unos 350.000 años. «Este estudio nos dice que aún hay hallazgos esperándonos y que los fósiles africanos de una antigüedad aproximada de un millón de años merecen una especial atención como posibles ancestros de los neandertales y los humanos modernos», declara el profesor del departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad de Indiana David Polly. Según los responsables de la investigación, el próximo paso es aplicar estos mismos estudios en los restos fósiles de homínidos en África. 

Esta investigación surge justo unos días después de que un trabajo publicado en 'Science' levantara una gran expectación en el mundo de la paleantropología al afirmar que todas las especies de 'homo' serían en realidad distintas variantes de la misma especie. Esta rompedora tesis se basa en un cráneo hallado en Dmanisi (Georgia) en 2005 y datado en 1,8 millones de años.
Según David Lordkipanidze, investigador del Museo Nacional de Georgia y principal responsable de esta investigación, los primeros miembros de nuestro género 'Homo', los denominados homo habilis, homo rudolfensis o el homo erectus formarían parte de una misma especie. Los homínidos de Dmanisi «son tan similares» a los africanos que «podemos asumir que ambos representan a la misma especie».

Fuente:  http://www.hoy.es/v/20131022/sociedad/sapiens-neandertal-antepasado-comun-20131022.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada