lunes, 15 de junio de 2015

-La Cartuja en la diáspora.

 R. Pérez Barredo

‘Virgen de Jacques Floriens’, atribuida a Memling. Museo del Louvre. Darmagnac era un hombre sin escrúpulos, pero se había ganado la confianza de Napoleón por su ardor guerrero: no por casualidad su nombre está escrito en el Arco del Triunfo de París. Durante la invasión de España Darmagnac conquistó Pamplona y combatió en algunas de las batallas más importantes de la ocupación. Por eso el emperador le ascendió a general y le confió el gobierno de Castilla. Asentado en Burgos, se convirtió en un depredador, un saqueador zafio, mezquino y violento. Como hicieron tantos generales napoleónicos, aprovechó la ocupación para reunir la más valiosa de las colecciones de obras de arte con la que granjearse una jubilación dorada. Y para desgracia de la Cartuja de Miraflores, puso en ella sus ávidos ojos.
El Museo delPrado está exhibiendo una de las más valiosas joyas de cuantas se llevó Darmagnac a Francia: el conocido como ‘Tríptico de Miraflores’, obra en tabla de Roger van der Weyden que narra la vida de la Virgen María y que hoy custodia el Museo de Berlín. Era el altar portátil que Juan II de Castilla donó a la abadía burgalesa. Darmagnac lo vendió en 1936 en la casa de subastas londinense Christi’es antes de acabar en el Museo de Berlín.
Pero el arte ‘cartujo’ en el exilio es mucho más extenso, por desgracia. La misma pinacoteca alemana conserva otra magnífica creación de Van der Weyden.Se trata de otro tríptico que narra la vida de San Juan Bautista. Existen varias tablas dispersas por medio mundo que también salieron de la Cartuja por la mano saqueadora del general napoleónico. Así, el Museo Mayer van der Berg de Amberes conserva una espléndida tabla, atribuida a Juan de Flandes, demoninada ‘Festín de Herodes’; en la ciudad suiza de Ginebra hay otra tabla atribuida asimismo al pintor flamenco llamada ‘Degollación de San Juan Bautista’. También de Juan de Flandes son ‘Nacimiento de San Juan’, que se conserva en la ciudad norteamericana de Ohio, en el Museo de Cleveland, y ‘Bautismo de Cristo’, que forma parte de la colección Jordán de Urries de Madrid.
En su estudio Arte y coleccionismo en Burgos durante la ocupación francesa, la historiadora María Dolores Antigüedad del Castillo sugiere incluso que una obra del Louvre de París, la ‘Virgen de Jacques Floriens’ -atribuida a Memling-, que también fue propiedad de Darmagnac, pudo haber pertenecido al monasterio.
«Todas las obras salieron a la venta antes de la muerte del general; quizá se vio obligado a venderlas por necesidades económicas. A la vez que se ponía a la venta en Londres el retablo de Miraflores, se subastaba también un bodegón de López Enguidanos, un Alonso Cano, un Ribera, una Virgen con el Niño de Michel Coxie y una ‘Magdalena en el desierto’ de Murillo, al parecer procedentes de El Escorial y regalo de José I que alcanzó un precio de 230 libras. Como puede verse por lo subastado en esa ocasión, Darmagnac poseía una amplia variedad de obras españolas», escribe la historiadora.
No siempre se salió con la suya el oscuro general napoleónico.Aunque se sabe que saqueó otros templos de la capital burgalesa (el convento de los carmelitas descalzos, de los trinitarios o de Las Huelgas, por poner varios ejemplos) no pudo llevarse, aunque fue su intención desde que lo viera por primera vez, una de las principales joyas pictóricas de la Catedral: nada menos de la María Magdalena atribuida a Leonardo da Vinci que se conserva en la capilla de los Condestables.
El Museo de Prado conserva (y tiene expuestas en el Museo de la Trinidad) seis tablas alusivas a la vida de San Juan Bautista obra todas del conocido como ‘Maestro de Miraflores’.La propia pinacoteca madrileña recoge que todas ellas proceden de la cartuja burgalesa.Se trata de una serie de pinturas, fechadas entre 1490 y 1500, «que muestra volúmenes simplificados y figuras sumidas en sus pensamientos al modo de las de Petrus Christus o Dirk Bouts», según recoge la información que ofrece el museo capitalino.
Fuente:  http://www.diariodeburgos.es/noticia/Z89551578-0978-46E6-8E91AA28AAAFB4E4/20150615/cartuja/diaspora

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada